Villa de la Quebrada: Si no llueve, en pocos días más el pueblo volvería a padecer la falta de agua en la red domiciliaria

(31-07-2020) Si la sequía se acentúa, los arroyos se secan y a la precaria planta potablizadora del pueblo no ingresará agua suficiente para abastecer a la población.

Hace décadas que los vecinos imploran al Gobierno que ejecute las obras necesarias para almacenar el líquido vital. 

En campaña, Alberto Rodríguez Saá prometió una y otra vez solucionar la problemática pero hasta el momento no hay miras de concretarse.

La antigua y precaria planta potabilizadora no fue construida pensando en el aumento exponencial de la población de Villa de la Quebrada. A eso hay que sumarle que los dos arroyos que la alimentan son de bajo caudal.

Hoy, por el río que baja directo a la planta fluye muy poco caudal y el Río Huascara, que ingresa a las piletas de almacenaje desde el sur, ya se secó. A este ritmo es probable que en pocos días más Villa de la Quebrada necesite de camiones cisterna para abastecer de agua a la población.

Hace pocas semanas atrás, el Gobernador vistió Villa de la Quebrada con motivo de entregar viviendas.

Durante su discurso, Alberto Rodríguez Saá no mencionó absolutamente nada acerca de la obra de agua que prometió  en campaña y que presupuestó para realizar durante el ejercicio 2020.

El problema, está claro, no es la falta de agua ya que además de los ríos mencionados, pasa por la autopista el acueducto Nogolí que va hacia La Punta. El problema es la falta de obras para canalizar, almacenar y distribuir el líquido en forma adecuada para una población que se incrementó notablemente en los últimos años.

La intendente comisionada Rosa Calderón, asumió el pasado 10 de diciembre. Durante la campaña electoral, el Gobernador Alberto Rodríguez Saá prometió a los vecinos de la Villa que el Gobierno provincial construirá las obras necesarias para solucionar la problemática histórica del pueblo. La inversión no puede ser afrontada por gestión municipal dada la baja recaudación que tiene esa administración que depende, en estos casos, de la buena voluntad del gobierno provincial o nacional.

Tras las elecciones, funcionarios y técnicos del Ministerio de Infraestructura relevaron el pueblo, la planta potabilizadora y las redes de agua y diseñaron los proyectos necesarios. Las obras en cuestión fueron incorporadas en el presupuesto provincial 2020, pero a casi ocho meses de iniciado el año, no ha miras a que comience la ejecución de la primera etapa.


Mientras el Gobierno provincial invierte millones de pesos para concluir la obra del hotel La Recova en la ciudad de La Punta, una lujosa construcción destinada al turismo y a otros eventos, la población de Villa de la Quebrada -como así también la de otras localidades que sufren la misma situación- volverá a clamar por el líquido vital para la vida humana.