Caso Romina Aguilar: Habilitaron la feria judicial para continuar el juicio

(06-07-2020) Esta mañana concluyó la etapa probatoria testimonial. Las audiencias continuarán el próximo lunes 13 de julio.

Este lunes se reanudó el juicio por el crimen de Romina Aguilar, ocurrido el 30 de enero de 2016. Están acusados del hecho su esposo como autor intelectual, Diego Lorenzetti; Leandro Vílchez y Edivaldo de Oliveira Pereira como presuntos autores materiales. Debido a los protocolos para prevención de COVID-19, los imputados participan desde el Servicio Penitenciario y el juicio se lleva a cabo de manera mixta: presencial y vía internet.


Claudio Orozco, apodado Gallina, declaró esta mañana vía internet desde una oficina judicial de Río Cuarto, Córdoba, donde reside actualmente. 

El sistema de declaración vía web debió realizarse de ese modo ya que por motivos de la pandemia el testigo no podía viajar a San Luis.

Orozco describió cómo conoció a Diego Lorenzetti. Según explicaron ambos, la única vinculación que tuvieron fue a raíz de los entrenamientos de fútbol de los chicos de Nogolí, actividad que Lorenzetti le encomendó a Orozco.


La defensa de Lorenzetti intenta probar que los cuestionados mensajes que se intercambiaron Orozco y Lorenzetti entre fines del mes de diciembre de 2015 y comienzos de enero de 2016 tenían que ver con la actividad deportiva.

En dichos mensajes, Lorenzetti le ofrece a un tal "Gallo" dinero en adelanto y una camioneta como pago por un trabajo que no trasciende en la conversación de textos que obran en el expediente.

Durante el interrogatorio judicial, Orozco no recordaba con precisión cuánto le abonaron por entrenar a los chicos ni tampoco que vehículo le ofreció Lorenzetti durante el intercambio de los cuestionados mensajes, aunque luego puntualizó que por el pago de su trabajo y el viatico serían aproximadamente 10 mil pesos mensuales.

También dijo que estuvo en contacto con Lorenzetti sólo tres o cuatro veces y que la actividad contractual entre ellos fue de tres o cuatro meses.

La declaración de Orozco fue breve; la fiscal y el abogado defensor de Lorenzetti efectuaron mínimas preguntas.

Por último, asistieron a la sala de audiencias personal del área informática, quienes explicaron cómo analizar e interpretar las pericias telefónicas que constan en el expediente.

Para finalizar, el Tribunal informó que el Superior Tribunal de Justicia aprobó la habilitación de la feria judicial para continuar con el juicio que pasará a un cuarto intermedio hasta el próximo lunes 13 de julio.