Caso Romina Aguilar: Declararon Lorenzetti y el Brasilero

(30-06-2020) Durante la audiencia de este lunes Edivaldo De Oliveira Pereira cambió su declaración inicial y expresó que fue secuestrado, torturado y amenazado por efectivos de la División Homicidios para autoincriminarse y acusar Lorenzetti y Vilchez. Además aseguró que aquella declaración fue redactada por policías de la División Homicidios y por la Jueza Virginia Palacios. Lorenzetti en tanto, aclaró algunos puntos de la investigación que derivó en el llamado a declarar de un nuevo testigo que no estaba en la causa.

El Brasilero no sorprendió con el giro de su declaración a los seguidores del caso ya que las irregularidades de la investigación dio que pensar a muchos, sobre la hipotiposis que finalmente parece cobrar fuerza.

De Oliveira Pereira relató con lujo de detalles que la policía lo interceptó en la vía pública, que lo apuntaron con un arma, lo redujeron y “secuestraron” para llevarlo luego hasta la sede de Homicidios, donde se encontraba la moto que supuestamente utilizó junto a Vílchez para perpetrar el crimen de Romina. “Ahí me empezaron a pegar, querían que me hiciera cargo. Decían saber que era Lorenzetti y el Bocón”, recordó.

El brasilero después involucró a la Jueza Palacios y a Monte Riso, quien entonces era la Secretaria del Juzgado y que en el juicio oficia de Fiscal. También culpó del entramado a su entonces abogado defensor, Dr. Zalazar.

“Me decían que me quedara tranquilo, no me iban a hacer nada. Boconeta estaba procesado y ellos querían a Lorenzetti. Lo que tenía que hacer era firmar la declaración si no matarían a mi mujer e hija”, expresó Pereira dando detalles de cómo los policías, la Jueza, la Secretaria y su abogado redactaban la declaración que según él, le obligaron a firmar con la promesa de que en poco tiempo iba a quedar en libertad.
 

Diego Lorenzetti durante su ampliación de indagatoria remarcó que “nunca” mandó a amenazar a nadie y “mucho menos a una familia”, en relación a las acusaciones y denuncias del Brasilero y su mujer sobre presiones para cambiar la declaración durante los primeros meses de encierro en el penal.

Al igual que lo hizo el Brasilero, criticó a los miembros de la División Homicidios: Héctor Muñoz, Hugo Cornejo y Franco Rosales. Aseguró que lo torturaban y que se reían de él llamándolo "perejil".

Otro punto que quiso aclarar fue sobre conversaciones que encontraron en su celular con un contacto agendado como Vílchez y que bien podría interpretarse que se trataba de la misma persona acusada de asesinar a Romina. Explicó en cambio que se trataba de Hugo Vilchez, quien en ese momento “era puntero político” del grupo del grupo que se había formado para ganar las elecciones de Nogolí. Por tal razón, el Tribunal solicitó a Hugo Vilchez compadecer a la sala para confirmar o desmentir lo dicho por Lorenzetti.

También dio más detalles de cómo utilizó los 100 mil pesos del préstamo que la acusación asegura que fue para pagar a los sicarios sin embargo Lorenzetti dio detalles de cómo fue utilizado ese dinero.

Este martes será el turno de Cristian Vilchez, quien también pidió ampliar su declaración indagatoria.

Además de Cristian Vilchez, la Justicia busca en Córdoba a Claudio Orozco para que declare vía web desde alguna dependencia oficial de la vecina provincia.