Sigue el paro y las empresas del interurbano dicen que no llegan los subsidios nacionales

(13-5-2020) La medida de fuerza por tiempo indeterminado sigue su marcha y desde el sector empresarial señalan una situación crítica ante la caída casi total de la recaudación y la falta de un auxilio financiero.

Este martes siguió el paro en el servicio de transporte interurbano y en el urbano de Villa Mercedes, medida que continuará este miércoles.
Los sueldos no fueron abonados en su totalidad y el escenario económico de las compañías es considerado “caótico”.
La dueña de María del Rosario, Rosa Gómez dio un panorama de la actualidad en declaraciones a El Chorrillero. Sostuvo que los subsidios nacionales correspondientes a abril “todavía no llegan a las cuentas de las empresas”.


“Lo que viene de Nación lo cobramos hasta marzo, pero todavía no han hecho efectivo el pago del mes pasado. Por lo que tengo entendido, San Luis es la única provincia en donde sucede, ahora, no sabemos si el dinero fue girado al Gobierno provincial para que lo distribuya o no”, manifestó.
En relación al pago de los salarios, indicó que solo pudieron hacer frente la mitad y esperan que el otro 50% sea depositado por el Gobierno nacional.
En este sentido dijo que las expectativas que tienen es pagar durante esta semana. El trámite del programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) dispuesto por la Nación, fue realizado por las compañías.
“Fueron enviados el listado de los trabajadores, su CBU, el banco donde tienen sus cuentas, todo”, dijo Gómez.
Durante la tarde, desde la Unión Tranviarios Automotor (UTA) San Luis, ratificaron la medida de fuerza. El secretario Gremial, Lucio Orozco confirmó la noticia a este medio.
“No se levanta hasta que no paguen todos los sueldos”, insistió.
Por su parte, el secretario de Transporte, Sebastian Anzulovich aseguró que se enviaron $16 millones a las empresas y “faltan $24 millones nacionales”.
Ante este contexto la empresaria resaltó que por el momento “no hubo ningún acercamiento” tanto del Gobierno provincial como de la Nación.
La declaración del aislamiento social, preventivo y obligatorio empeoró la realidad del sector. Según reveló Gómez, la recaudación cayó un 95% y las obligaciones del día a día apenas son cumplidas.
“Es asfixiante. Al no tener servicios y la actividad económica reducida, tenemos limitada la cantidad de pasajeros a 19 por coche, esto no alcanza ni para recargar el combustible”, contó.
El número de unidades que salen a la calle se vio disminuido a más de la mitad, por ejemplo de los 40 micros que cubrían la zona serrana y La Punta ahora solo quedan 12 en circulación.
“Estamos peleándola como podemos. La adquisición de un colectivo nuevo no se paga en un año o en dos sino en cinco. Quienes invertimos la estamos pagando y vamos para atrás”, agregó.
Lo cierto es que hace dos meses atrás, solicitaron ante la secretaría de Transporte una ayuda financiera extra para afrontar la crisis pero nunca tuvieron novedades. “Solo nos dijo que depende de más arriba”, dijo Gómez.
“Que el señor gobernador (Alberto Rodríguez Saá) nos escuche, para que la gente tenga el servicio y para que no caigan fuentes de trabajos. No podemos aguantar la situación”, afirmó.
Fuente: El Chorrillero