Diputados: La oposición no dio quórum para tratar el aumento del 61%

(20-12-19) Sin quórum legal para sesionar se declaró desierta la Sesión Extraordinaria de este viernes para el tratamiento de la Ley Impositiva anual. El próximo llamado podría ser en 48 horas.

Este mediodía quedó desierta ya que la oposición no bajó al recinto para así no dar quórum para tratar el tarifazo del 61% que impulsa el Gobierno. A raíz de esto, el bloque Unidad Justicialista solicitó que la sesión se declare desierta, lo que permite que pueda ser reanudada, siempre que haya quórum, dentro de las 48 horas. Además, Unidad Justicialista logró que se les descuente a los opositores que no bajaron al recinto el 30% de sus salarios.
“Los aumentos recaudatorios que tiene la Ley Impositiva son fruto de que el valor de los bienes y servicios que están sujetos al alcance tributario han aumentado. Cuando la Ley Impositiva dice que el aumento va a ser del 61%, lo que está diciendo es que tu bien, tu auto, tu casa, tu campo, la facturación que vos tenés, por incremento del valor de los bienes y servicios está alcanzado casi en un 60%”, fue la poco clara justificación que hizo el diputado oficialista Luis Martínez con respecto al tarifazo.
Por otro lado, el legislador vertió duras críticas hacia los opositores que no bajaron al recinto. “Ellos podrían tener incluso los números para rechazarnos la ley. La pregunta es, ¿por qué no cumplen su función como legisladores, vienen acá y nos rechazan la ley? ¿Cuál es el problema en salir a decir que no están de acuerdo? Pero que vengan, que se sientan, cumplan como legisladores y la votan en contra, pero den el debate y digan por qué”, dijo Martínez.
En este sentido, La Gaceta consultó a Martínez por todas las veces en que Unidad Justicialista no dio quórum para así no tratar proyectos que le disgustan al oficialismo provincial, como pasó con los proyectos de pirotecnia cero y de creación de partidos políticos departamentales. “Hay muchas leyes, muchas circunstancias y momentos de una Legislatura. No cuando se trata de una ley estrictamente técnica, de la que depende el funcionamiento del Estado”, argumentó el diputado.
Martínez fue más allá y manifestó que si no se aprueba el 61% que solicita el Poder Ejecutivo, el Estado va a tener que reducir sus servicios, como los de Salud y Seguridad, “en un 50%”. De más está decir que esto es una gigantesca exageración, ya que la recaudación provincial significa aproximadamente un 20% del presupuesto provincial y por ende jamás podría impactar ningún servicio del estado en un 50%.
Para cerrar, Martínez, al ser consultado sobre si no sería posible negociar entre todos los bloques la baja de unos puntos del aumento, sostuvo que eso “no está resolviendo ni el problema económico, ni el problema de la Argentina ni el problema de la inflación”. “Están negociando caprichosamente solo por llevarse un logro político”, concluyó el diputado.
Por su parte, el diputado Juan Pablo Funes Bianchi, del bloque Todos Unidos, bajó al recinto luego de que se declarara desierta la sesión “para tratar de generar los diálogos y los consensos necesarios para ver si se consigue bajar este aumento”. “Creemos que el 61% es excesivo y que no es un número acorde a la realidad social, política y económica de cada uno de los rincones de la provincia”, dijo el legislador adolfistas, señalando que desde su bloque se propuso “un diálogo”, para tratar de acordar “un porcentaje en algunas tasas y en algunos impuestos, y otro porcentaje en otras”.
“Desde la imposición y el látigo es muy difícil conseguir cosas. Hoy no consiguieron el quórum al no dialogar y no conversar. Los diferentes bloques de diferentes espacios políticos tomamos la decisión de no bajar. Estamos en el recinto, estamos para trabajar, estamos dispuestos a dialogar”, dijo Funes Bianchi, destacando el diálogo y consenso que hubo entre las distintas fuerzas políticas nacionales para sacar el megaproyecto de emergencia del gobierno de Alberto Fernández.
En cuanto a la sanción económica que se aplicará a quienes no bajaron al recinto, Funes Bianchi, quizás hablando de una manera muy general, manifestó que eso no los afecta. “No nos corren con el tema económico. Los diputados no somos diputados por la plata, somos diputados porque representamos al pueblo, y si que nos descuenten a nosotros va a hacer que la gente no tenga el 61%, que lo hagan”, aseguró el legislador.
Por último, Gastón Hissa, del bloque San Luis Unido, también manifestó la necesidad de dialogar y consensuar una baja en este impuesto. “Cuando sea estamos disponibles para debatir, pero desde ya acompañamos que no vamos a acompañar al impuestazo. Si vemos que va por encima del 40%, es imposible acompañar este impuestazo”, dijo Hissa, calificando al aumento solicitado por el Gobierno como “desproporcionado, irrazonable e imposible de poder acompañar”.
“La gente que ha tomado conocimiento del impuestazo lo ha rechazado. Estos aumentos a los que más perjudica es a la clase trabajadora, a la gente que produce, donde se elevan el 61% en los mínimos, como es el caso de los impuestos a los ingresos brutos. Eso perjudica al que menos factura, no a los grandes contribuyentes.
Fuente: La Gaceta Digital