Cómo recibirán las administraciones municipales los intendentes electos

(15-11-19) Parece una frase hecha, pero "La herencia recibida" por los nuevos gobernantes rara vez los deja conforme. En este informe detallamos cómo se llevan a cabo algunas de las transiciones de los departamentos Pringles y Belgrano donde se recambian autoridades.


En el departamento Pringles, el 10 de diciembre habrá nuevos intendentes en funciones y otros renovarán mandato como en el caso de Fraga, donde Antonella Gil continuará cuatro años más en el cargo; pero en otros pueblos y ciudades cambian -incluso- de color político como lo es en El Trapiche.

La Posta quiso conocer si los funcionarios salientes y los entrantes mantienen reuniones tendientes a llevar a cabo una transición ordenada, por lo que consultamos a los protagonistas.


En el caso de El Trapiche, el actual jefe comunal, Marcelo Paez Logioia (PJ), manifestó que la transición se está desarrollando con "normalidad" y "tranquilidad". Contó además que ya mantuvo una reunión con el Intendente electo, Juan Manuel Rigau (UCR) y su equipo, y que la semana próxima volverán a tomar contacto personal para poder informarle en detalle a Rigau los movimientos de las distintas áreas de Gobierno.

En Saladillo termina el mandato el intendente comisionado Héctor Camilli y entra David Becerra, ambos representantes del oficialismo provincial.

En este caso, el electo comisionado David Becerra contó a este medio que con el actual intendente han mantenido ya varias reuniones con él y que incluso ha podido participar del armado de la ordenanza de Presupuesto 2020.

En Estancia Grande deja el cargo Reinaldo "Nano" Pastor (PJ) y asume Diego Ceballos (PUL). "Estamos en buen dialogo con el intendente que se va a hacer cargo y le vamos a dejar toda la documentación en orden, sobre todo la parte financiera", aseguró Pastor.


Villa de la Quebrada (Dpto. Belgrano) merecería un capitulo aparte pero lamentablemente es tal el hermetismo institucional que se dificulta acceder a la información pública.

En el pueblo conocido por la veneración al Cristo de la Quebrada no hay -por el momento- dialogo alguno entre la comisionada saliente, Stella Maris Lobos (Juntos por la Gente) y la intendente comisionado electa, Rosa Calderón (PJ).

Desde La Posta quisimos comunicarnos con la actual jefa comunal para saber los motivos de la falta de dialogo con Calderón, y detalles sobre cómo entregará la gestión pero Lobos, una vez más, no atendió el llamado telefónico de este medio.


Empleados, deudas y contratos de concesión

Para no agotar al lector, La Posta consultó a los entrevistados sobre algunos puntos en particular.

En relación a la cantidad de empleados públicos (entre contratados y planta permanente) que dejan los intendentes salientes, Marcelo Paez Logioia no pudo dar precisión sobre la cantidad exacta que en la actualidad tiene el municipio de El Trapiche, pero dijo que serán aproximadamente 120, mientras que al comienzo de su gestión eran 80.

En Saladillo, David Becerra, el comisionado electo, detalló que su antecesor sólo aumentó en 1 empleado la planta estable pero aclaró ademas que otro empleado con antigüedad está pronto a jubilarse.

En el caso de Estancia Grande, Reinaldo Pastor aseguró que a su ingreso eran 130 los empleados municipales y que en la actualidad son sólo 15.

En cuanto a los contratos de concesión, Pastor dijo que algunos concluyen en diciembre y que otros le quedan unos 8 meses. Estancia Grande tiene concesionados el camping municipal y una confitería llamada Casa Suiza.

En El Trapiche en cambios, la situación de los contratos de concesión son distintas, algunos locales y bienes municipales tienen por delante varios años más antes de que la gestión de Rigau pueda disponer de ellos.

Sobre las deudas que podrían heredar los nuevos jefes comunales, según Pastor de Estancia Grande, su gestión le deja "cero deudas" al intendente comisionado electo, pero Marcelo Páez Logioia, que comanda un municipio con un ejido de mayor dimensiones e importante crecimiento poblacional, no fue tan contundente en este punto y reconoció que hay facturas que se abonan a dos meses de su vencimiento y que quedan pagar algunos materiales eléctricos para la ejecución de obras comprometidas, sin embargo aseguró que han tratado de cancelar lo máximo posible para evitar que Rigau reciba deudas. Así mismo dijo que si quedan pagos adeudados son todos "solucionables" ya que en el mes de enero la municipaldiad comienza recibiendo una importante recaudación de recursos genuinos.