Sin poder ser Juzgado por la Justicia, murió el ex obispo de San Luis Monseñor Laise, acusado de complicidad en crímenes de lesa humanidad

(22-7-19) Desde la Pastoral de San Luis comunicaron que: "Hoy ha fallecido en San Giovanni Rotondo Mons. Juan Rodolfo Laise a los 93 años de edad. El funeral será mañana 23 de Julio en la Iglesia Santa Maria de las Gracias a las 16:30 (Hora de Italia). Hoy en San Luis Monseñor Pedro Martínez celebrará a las 19 horas en la iglesia catedral una Misa en sufragio de su alma".



Cuando se conoció la sentencia en el primer juicio por crímenes de lesa humanidad realizado en San Luis, el Tribunal Oral Federal que llevó adelante las audiencias, también ordenó la investigación del ex obispo de San Luis, Juan Rodolfo Laise, ya que uno de los imputados y finalmente condenado, el coronel Miguel Ángel Fernández Gez lo acusó de haberle pedido que hiciera desaparecer a un sacerdote que estaba enfrentado con el prelado. Al momento de su muerte, tenía 93 años y vivía en Italia desde hace más de una década.


El obispo acusado

En la tercera jornada del primer juicio por crímenes de lesa humanidad, se pidió la comparencia del Obispo Emérito de San Luis, a quien se le adjudica el haber transmitido a los militares lo que los presos le decían en la confesión, entre otros gravísimos hechos. Mirá nuestro archivo del juicio.

Pero nunca compareció y finalmente no respondió sobre lo que había hecho durante la dictadura. Ni siquiera por video conferencia, como lo habían pedido desde la querella.

El 27 de octubre de 2008 El Tribunal Oral Federal de San Luis decidió que el ex obispo de la diócesis, Juan Rodolfo Laise prestara declaración testimonial en forma oral.

Su presencia había sido pedida por la defensa de Miguel Ángel Fernández Gez. El militar lo habría acusado en su declaración de primera instancia al obispo Emérito de haberle pedido que detuviera, secuestrara o hiciera desaparecer a un cura que iba a dejar los hábitos para casarse. El abogado Mercado también pidió que se llamara a testimoniar a Pablo Melto, que sería el sacerdote que Laise había pedido que detuviera.

Fue la querella, ejercida por Enrique Ponce, en los planteos preliminares, la que solicitó que no lo hiciera por escrito, "para tener la posibilidad de repreguntar", ante las acusaciones que estarían en el expediente. Pero eso nunca sucedió. Laise se escudó en su enfermedad y la lejanía para no testimoniar ante la Justicia.


La página de la APDH San Luis comienza su relato sobre sobre el religioso, recordando que "A Monseñor Juan Rodolfo Laise, obispo de la diócesis de San Luis entre los años 1971 y 2001, un grupo de “Ciudadanas y ciudadanos antifascistas veroneses” le recordaron y repudiaron su vinculación con la última dictadura militar argentina, lo que hizo que desistiera de participar de la misa en latín a la que había sido invitado en Verona" y hace un repaso de ese suceso que tuvo que enfrentar en tierra europea.
En la Revista Electrónica de Psicología Política, en un artículo titulado "De Torquemada, un poquito a la derecha", el periodista Gustavo Heredia lo relaciona con un grupo de ultraderecha europeeo y repasa su actuación en San Luis.

Página 12 recordó cómo fue el diálogo que habrían tenido Fernández Gez con el ahora fallecido opispo, en una nota que tituló "El obispo que pidió desaparecer a un cura".
También la Agencia TELAM se refirió al emérito y su situación en el juicio de lesa humanidad: "Un sacerdote, un médico y un obispo fueron señalados como cómplices de torturas y vejaciones", es el título.

Fuente: Gustavo Senn - Periodistas en la Red