Violencia en el fútbol puntano: Hinchas de Victoria tiraron bombas de estruendo, entraron a la cancha y golpearon a los jugadores rivales

(13-5-19) Lo que debería haber sido una fiesta del deporte, terminó convirtiéndose en un bochornoso escándalo que no sólo incluye a un club sino también a la política provincial, puesto que uno de los principales responsables es el propio jefe de custodia de la gobernación de San Luis.

El sábado, el partido de vuelta entre Sporting Victoria y Peñarol de San Juan por las semifinales de Cuyo del Torneo Regional Amateur concluyó en una batalla campal al término del segundo tiempo. Hinchas del equipo local comenzaron a lanzar bombas de estruendo desde las tribunas, seguidamente de invadir el campo de juego y golpear a sus rivales.
Paralelamente a lo ocurrido, el accionar de la Policía de la Provincia fue sumamente deficiente. Lejos de abocarse a mantener el orden y resguardar la integridad del público y los equipos, los oficiales bloquearon el portón de ingreso y salida, descuidando dentro del campo de juego a los jugadores sanjuaninos que fueron brutalmente golpeados tanto por hinchas como por jugadores de Victoria, y quienes finalmente tuvieron que escapar trepando por el alambrado del lugar.
Asimismo, minutos antes del encuentro, el micro que llevaba a los jugadores de Peñarol fue atacado en cercanías al hotel donde se hospedaban sin la intervención de la policía. Ante esta situación, desde la dirigencia del equipo, denunciaron en los medios y redes sociales que la zona había sido liberada.
De acuerdo a lo informado, uno de los máximos responsables del hecho fue el presidente del Club Victoria y jugador del equipo, Roberto Vallejos, quien adicionalmente es jefe de custodia del gobernador Alberto Rodríguez Saá.
El club Sporting Victoria es uno de los clubes más cercanos al Gobierno y que además ha recibido millonarias obras de infraestructura antes y después de haberse convertido en el escenario de la primera escuela generativa de la provincia.
La noticia de este escándalo llegó rápidamente a los medios nacionales, quienes abordaron el tema y criticaron «la falta de profesionalismo de la Policía de la Provincia». Sin embargo, al momento de dar explicaciones, el Comisario mayor ocupó un rol de pleno desconocimiento al declarar que «el técnico de Peñarol fue quien le pegó una trompada a un jugador de Victoria».
Según su declaración, la función que debía cumplir el día sábado era la de ser jugador y que por ello, la seguridad le correspondía a otra persona. Por otra parte, Pablo Toviggino -presidente del Consejo Federal de AFA- culpó a las fuerzas de seguridad por lo sucedido y señaló que «estas cosas suceden por la complicidad entre las fuerzas de seguridad y los clubes que participan de estos torneos. Vamos a sancionar de manera muy fuerte al club. Seguramente el Tribunal de Disciplina del Consejo Federal lo desafiliará de la órbita del fútbol argentino, lo prohibirá para que juegue y le quitará la posibilidad de que siga participando».
Fuente: San Luis Real
El domingo, la AFA emitió un comunicado, más tarde también lo hizo el Gobierno de San Luis:

Por su parte, el Gobierno de la Provincia de San Luis, a través del Programa Deportes , manifiestó: su repudio y rechazo a los hechos de violencia sucedidos durante el partido de fútbol disputado entre el Sporting Club Victoria y Peñarol de San Juan, en el que la delegación de la provincia hermana de San Juan fue agredida por un grupo de simpatizantes locales.
"Resulta de vital importancia para nuestra Provincia extender un brazo solidario para los futbolistas, cuerpo técnico y demás colaboradores que fueron agredidos. Asimismo con las autoridades del Consejo Federal y la Asociación del Fútbol Argentino, con quienes trabajamos mancomunadamente para la presencia de importantes eventos deportivos en nuestra provincia. San Luis no está acostumbrada a hechos de esta naturaleza y menos aún cuando se trabaja con la seriedad y compromiso que caracteriza a nuestros organismos.
Defendemos el desarrollo pleno y respetuoso de los encuentros deportivos para garantizar la seguridad de los protagonistas y el público en general. Cualquier actitud contraria significa un paso atrás en el camino emprendido por este Programa.
En el día de la fecha, la jefa del Programa Deportes, Cintia Ramírez, se comunicó con su par de San Juan, Jorge Chica, para expresar su solidaridad por los lamentables hechos ocurridos y ratificar la relación de hermandad que une a nuestros pueblos."