Potrero de los Funes: Después de años de reclamos populares, el Gobierno evalúa remover los elementos que impiden la vista al lago

(29-4-19) De acuerdo a lo informado por el Gobierno en su pagina oficial de noticias: "los trabajos comenzarían a pedido de los vecinos para devolverle la vista al dique en sectores cercanos al imponente hotel puntano". La polémica construcción del circuito internacional fue obra del actual Gobernador. Finalmente en él, no se realizaron competencias a las que aspiraba Alberto Rodríguez Saá.

Cientos de turistas lo visitan y es un lugar apropiado por los amantes del running, de las bicis y las extensas caminatas.
A pedido de los vecinos, el Gobierno puntano evalúa el movimiento de los new jersey para devolverles la vista panorámica desde el circuito hacia el dique y hacia las bellas sierras, a transeúntes y automovilistas.
La semana pasada, el ministro de Obras Públicas e Infraestructura, Felipe Tomasevich, recorrió el circuito junto al funcionario de la cartera y vecino de la localidad, Andrés Dermechkoff .
“Como bien se sabe, será necesario reubicar los new jersey ante eventuales eventos deportivos de motor que así lo requieran. De todas maneras, hay bajadas muy pronuncias que deberán ser protegidas y además trabajaremos en los espacios de las chicanas reutilizándolos”, indicó Tomasevich.
Dermechkoff,  en tanto, contó que “los vecinos solicitaron el cambio para que el dique pudiera contemplarse desde el circuito hacia el lago sin obstáculos.
También, colocarían señalización pertinente y tomarán los recaudos de seguridad con guardarraíles para los amantes de las fotografías.

El Circuito de Potrero de los Funes es un circuito de carreras semipermanente ubicado en la localidad homonimia. Se estrenó en noviembre del año 2008 con una fecha de automovilismo de velocidad en la que participaron la participación del Campeonato FIA GT, el Turismo Competición 2000, la Fórmula Renault Argentina, la Copa Mégane y automóviles históricos. Potrero de los Funes fue quitado del calendario tentativo 2009 del Campeonato FIA GT;​ y albergó en 2010 en la última fecha del reformulado Campeonato Mundial de GT1.​
El trazado, de 6.270 metros de extensión, utiliza las calles de la población que bordean el Embalse Potrero de los Funes. Tiene capacidad para 52.000 espectadores y está catalogado por la Federación Internacional del Automóvil como circuito de grado 2, por lo que puede recibir a todas las categorías de automovilismo menos a la Fórmula 1.