Departamento Pringles: Vecinos de cuatro parajes le piden al Gobierno la obra de energía eléctrica

(28-3-19) En El Arenal, Cañada Honda, Inti Huasi y Piedra Bola hay unas 100 familias que necesitan luz eléctrica para vivir con las comodidades básicas, desarrollar emprendimientos productivos y así evitar el desarraigo. Los vecinos se organizaron y le pidieron a funcionarios del Ministerio de Infraestructura que los reciba en audiencia, pero desde la cartera que dirige Felipe Tomasevich todavía no hubo respuesta.

Hace muchos años que los vecinos de El Arenal piden la luz eléctrica. Ahora se les suman los pobladores de Piedra Bola, Inti Huasi y Cañada Honda. Por estas horas circula un petitorio en el que se registrarán las firmas de las casi 100 familias que necesitan el servicio.

En comunicación con La Posta, Celeste Dominguez, una de las vecinas autoconvocados para peticionar la obra, relata los problemas que los aqueja por la falta de este servicio, hoy esencial.

Las limitaciones con las que se encuentran los pobladores son muchas, y por eso tienen que emigrar a las ciudades o pueblos donde encuentran lo que les falta en su terruño. "En general la gente busca la comodidad y estar mejor, como todo ser humano, desplazarse a espacios que tengan energía eléctrica, gas, y demás servicios", describe Celeste que también partió a la ciudad de San Luis en búsqueda de un mejor futuro dejando a sus padres en el campo.

Cuando los habitantes de los parajes ubicados al norte del departamento Pringles se reúnen, nunca falta quienes dan a conocer sus sueños, hoy limitados por la falta del servicio de energía eléctrica para emprenderlos: "Hay gente que tiene ganas de tener feedlot en la zona, hay gente que tiene ganas de hacer propuestas para el turista, ofrecer cabañas, ofrecerle al turista una estadía; hacer cabalgatas, etc.", detalla Celeste.

El desarraigo se traduce en números fríos, Dominguez comentó que a principios de la década del 90, a la escuela de El Arenal asistían cerca de 30 alumnos y hoy sólo son 3 los niños que estudian en la escuela N° 282, Gobernador Jacinto Videla.

En esos parajes, los centros de salud y las escuelas cuentan con servicio de luz eléctrica pero para que ese servicio llegue a cada vivienda se debe realizar una costosa obra de infraestructura, imposible de costear por los propietarios.

En el año de los parajes, como lo denominó el Gobernador Alberto Rodríguez Saá al año 2018, los vecinos de la zona se esperanzaron en ser tenidos en cuenta sin embargo, siguen esperando.