Buscan prohibir la pirotecnia de estruendo a nivel provincial

(20-3-19) Proteccionistas, miembros de ONGs vinculadas a la salud y legisladores mantuvieron un encuentro en la Cámara de Diputados para elaborar un borrador sobre un proyecto para no utilizar los artefactos pirotécnicos de estruendo.

Si bien la pirotecnia es empleada tradicionalmente en las celebraciones de fin de año -navidad o año nuevo- cuando algún equipo gana un clásico o sale campeón, en actividades políticas o de diversa índole social, hay otros para quienes los festejos se convierten en un caos. No sólo hablamos de animales y mascotas que al poseer un mayor nivel auditivo buscan refugio de la contaminación sonora. Nos referimos también a personas con trastornos del espectro autista, Asperger, pacientes de instituciones médicas, veteranos de guerra y adultos mayores.

Desde el bloque San Luis Unido informaron que: "Integrantes de la comunidad promueven el cese de la pirotecnia estruendosa en San Luis."


Este miércoles en la Cámara Baja se reunieron Verónica Jordan, Elsa Palma (proteccionistas); Beatriz Pérez (Caricias al Alma); Pamela Luna (Endolazos); Ada Ortega (ONG Autismo San Luis); Celeste Aparicio (Concejal capitalina); y los diputados Alejandro Cacace, Ariel Barrozo, Ricardo Lemme, Héctor Díaz y Nery Carlomagno. 

“Buscamos que dejen de utilizar la pirotecnia en cualquier evento. Los niños con autismo perciben lo sonoro 10 veces más que cualquier persona. El umbral auditivo es mucho más alto y no tienen la capacidad de filtrar los sonidos entonces eso les perdura por una semana”, explicó Ada Ortega de la ONG Autismo San Luis.

“Necesitamos una ley que se sancione y se aplique. Tiene que salir este año, así las próximas fiestas son para todos. No es bueno que ningún padre vea a su hijo sufrir las crisis que genera al ruido, llorando gritando o golpeándose con las paredes porque el sonido que perdura en sus cabezas”, añadió.

Por su parte la proteccionista Verónica Jordan se mostró optimista: “La gente sufre y también los animales. Por eso debemos ir hacia las luces, convertir el ruido en luz, que no perjudique a nadie y nos haga bien a todos”, afirmó.

“El problema es el estruendo. La gente no se da cuenta ese perro que corre despavorido es el auto que frena de golpe y toda la secuencia que puede generar, perros que atacan a personas o que atacan entre ellos. ni hablar de las personas que tienen problemas para manipular la pirotecnia”, concluyó Jordan. 


Fuente: Interbloque San Luis Unido