Preocupación en el PJ. Se acentúa la grieta que favorece a la oposición

(9-2-19) Los disturbios y las acusaciones cruzadas durante el Congreso convocado por Alberto Rodríguez Saá fueron el detonante que le faltaba a la fractura entre los hermanos que ostentan el poder desde 1983. La división insubsanable ente la militancia del Partido Justicialista favorece a la oposición que busca cambiar la historia de San Luis.

Los hechos ocurridos este viernes en la sede central del PJ, ubicada en la Av. Caídos en Malvinas, cerraron una semana cargada de enojos, discusiones y violencia nunca antes visto en el espacio político del Rodríguesaismo.

La grieta es insubsanable y a muchos -que creían que la pelea entre "el" Alberto y "el" Adolfo era una obra teatral- ayer les cayó la ficha de la realidad.




Las disputas judicializadas días previos, y que tenían por finalidad que uno de los dos hermanos se quede con el mando del PJ, concluyó este viernes en el Congreso Partidario (rodeado por funcionarios judiciales y custodiado por policías provinciales y federales) con una serie de resoluciones que posicionan al Gobernador al frente del PJ, pero con la mitad de su histórica militancia del otro lado de la grieta, junto a Adolfo Rodríguez Saá.



A fuera del PJ, a los empujones, con gritos e insultos, intentaban ingresar algunos de los congresales del núcleo duro del Adolfismo a quienes no dejaron entrar. Finalmente, hubo qúorum con 104 Congresales de los 176 integrantes.

Entre las resoluciones votadas por mayoría, el Congreso decidió desplazar a los apoderados (Adolfistas) del Partido, Sergnese y Barzola, remplazándolos por los funcionarios Albertistas: Angela Gutierrez de Gatto, Diego González, Lucho Martínez y Alida Garcia Pernau. 

También se conformó una Comisión de Acción Política y aprobaron que se lleven a cabo las elecciones Primarias, Abiertas y Simultaneas (PAS) para elegir al candidato que iría a las generales del mes de junio.



Sin embargo, el mensaje que grabó Adolfo Rodíguez Saá minutos después de finalizado el congreso, hace pensar que no habrá unidad. Escuchalo: