El Gobernador le pidió una audiencia al Presidente para tratar el tema de la deuda con San Luis

(25-2-19) Alberto Rodríguez Saá le envió una carta a Mauricio Macri para acordar la forma de pago de los más de $16 mil millones que la Nación le debe pagar a la Provincia de San Luis luego de la intimación realizada por la Corte Suprema de Justicia. Lo anunció este lunes pasado el mediodía a través de una conferencia de prensa que se realizó en el Salón Blanco.



“La Provincia necesita contar con un plan de pago de esta deuda del Gobierno nacional para poder planificar”, explicó Rodríguez Saá en su primera salida a los medios luego de conocerse la semana pasada el fallo de la Corte de Justicia que le dio la razón a San Luis por el viejo reclamo.

El gobernador brindó una conferencia de prensa en el Salón Blanco de Terrazas del Portezuelo, acompañado del fiscal de Estado, Eduardo Allende, el coordinador ministerial, Eloy Diego Horcajo; y la jefa del Programa Finanzas y Recursos, Griselda Anzulovich.

“La resolución de la Corte nos alegró enormemente, ya que se trata de un fallo que se dictó hace más de tres años y que ahora las partes tienen 120 días para acordar la forma de pago”, comentó el mandatario, y destacó al respecto que “queremos iniciar un procedimiento de diálogo sereno y amable”.
“Guardé silencio después de este fallo emitido el martes pasado y sobre el que recibí muchos llamados de la prensa nacional, pero dije que primero lo iba a hacer con el periodismo de San Luis y esto tiene un sentido especial, ya que esto abrirá un diálogo con el Gobierno nacional y es un tema que se lo puede ensuciar y quiero que sea bien transparente”, aclaró.
Rodríguez Saá también recordó que, antes de esta resolución judicial, el Gobierno nacional “nunca nos dio respuesta sobre las tres alternativas de pago propuestas por San Luis, con bonos, obras y dinero, para que se hicieran efectivas mientras discutíamos el tipo de tasa de interés que debía aplicarse a la deuda”.“Ahora queremos, con toda amabilidad y respeto, iniciar un procedimiento de diálogo en estos 120 días que estableció la Corte para ejecutar el fallo, para tener un plan de pago y planificar para que ese dinero no termine perdiendo en la burocracia y no se vea como un resultado interesante, porque esta deuda significa el dolor de una enorme discriminación de muchísimo tiempo”, explicó.
Para el gobernador, “llegó la hora de la reparación, que ese dinero vaya a obras que no se hicieron en ese tiempo y nos encantaría que vaya a infraestructura social y de progreso”, y destacó que todo el tiempo que hizo perder el Gobierno nacional más la inflación que hubo y, a pesar de la tasa de interés que tomó la Corte para establecer el monto final “nos hizo perder mucho dinero”.

Negó que este monto signifique una gran suma de dinero para la Nación: “No desequilibra los planes del Gobierno en su meta del déficit cero, ya que el presupuesto nacional es de $4 billones, equivalentes a cien mil millones de dólares, cuando la deuda con San Luis asciende a 400 millones de dólares, el 0,4 por mil del presupuesto nacional, así que si acomoda algún gasto superfluo nos podrá pagar”.

Consideró que para el caso de que el Gobierno nacional dilate el cumplimiento del fallo más allá de los 120 días que fijó la Corte Suprema, “tenemos la posibilidad en septiembre de iniciar la acción judicial ejecutiva para que se efectivice el pago”. Sin embargo, recalcó que “no queremos llegar a eso, sino acordar una forma de pago y con ello que la Provincia tenga un plan de desarrollo social y de progreso para la provincia”.

El gobernador puntano adelantó que cuando llegue este dinero, será destinado a cuestiones que tienen relación directa con la gente desde los municipios; “también nos encantaría hacer frente a los tarifazos con un plan de energías sustentables y que la Provincia fuera autosuficiente; solucionar el problema del transporte urbano e interurbano, que no es necesariamente un subsidio, porque llevaría a la bancarrota a San Luis en 3 años, ya que estamos dispuestos a conversar un gran plan sobre este tema”.

Recordó también, que el fallo de la Corte hace referencia que a San Luis “no se le puede oponer el Pacto Fiscal porque no lo firmó y hoy resulta un enorme beneficio no haberlo firmado; hoy vemos que ninguna provincia firmante lo pudo cumplir ni mucho menos el Gobierno nacional y que implicaba renunciar a las deudas y sus intereses”.

También recordó el mandatario la consulta popular realizada en la provincia en la que los ciudadanos votaron a favor de reclamar judicialmente la deuda y opinó: “Tengo la obligación, por prudencia política, de ser optimista” respecto del cumplimiento de la sentencia del máximo órgano judicial del país.



Fuente: ANSL