Continúa el conflicto del transporte interurbano: Paro, suspensión de servicios, despido de choferes y aumento de pasajes

(14-2-19) Este miércoles a la mañana 
se conoció el número de trabajadores despedidos de las empresas no pueden hacer frente a los sueldos sin los subsidios. Los choferes seguirán con las asambleas y no se descartan otras medidas de fuerza. Hay empresas que anunciaron la suspensión del servicio.

En la mañana del miércoles, el ministro de Gobierno, Justicia y Culto, Eduardo Mones Ruiz, a cargo de la Secretaría de Transporte, abrió una mesa de diálogo y trabajo en conjunto con los distintos sectores para encontrar entre todos el camino más adecuado para la prestación del servicio de transporte interurbano en la Provincia.

El encuentro tuvo lugar con los miembros de la Unión Tranviaria Automotor, en el que participaron el secretario general, Iván Piñeyro; el secretario gremial, Lucio Orozco; el secretario adjunto, Carlos Rivas, y el secretario de prensa, Daniel Pereyra. “Fuimos escuchados, hemos empezado a trabajar en forma conjunta para poder destrabar situaciones, mejorar el vínculo con Relaciones Laborales, encontrar alternativas, y así poder llevar seguridad a los trabajadores; nos volveremos a juntar en los próximos días ya con mayor información”, informó Piñeyro.

Son 12 los trabajadores despedidos. Al finalizar la reunión, Ivan Piñero, secretario general de la UTA, confirmó que Sol Bus y María del Rosario son las compañías que se encuentran en situación más acuciante, al igual que Panaholma que "nos ha comunicado que el 28 de febrero se va".

Como ya informamos el día de ayer, también dejó de prestar servicio la empresa Polo para el corredor San Luis - Balde (ver archivo), aunque ayer por la tarde se conoció que -extra oficialmente- otra empresa realizará los viajes durante los días de semana sin embargo, los vecinos advierten que el acuerdo es precario y que se trata de "un parche". También recordaron que los fines de semana no habrá transporte público para Balde.

Por otro lado, varias empresas realizaron este miércoles distintas medidas de fuerza, tal es el caso de Panaholma en su recorrido por la zona de la costa de los Comechingones. Los usuarios se encontraron en la ruta con la noticia de un paro represivo, y para llegar a sus lugares de trabajo debieron recurrir a la solidaridad de los automovilístas que transitaban por el lugar.

Tal es el caso de Lorena Saldaña, quien ayer, a las 6:30 en la Ruta 1, kilómetro 21, debía abordar el transporte Panaholma. Indignada por el paro sorpresivo, compartió un video en el que muestra la ruta vacía y cuenta -en primera persona- la situación de los usuarios de colectivo.