Internos penitenciarios de Pampa de las Salinas cultivan hortalizas

(17-1-19) En el Complejo 2 del Servicio Penitenciario de la Provincia, como laborterapia, las personas trabajan en una huerta que les permite abastecerse y vender a un precio módico parte de su producción.

Como producto del trabajo diario y de acuerdo a la conducta que tengan los internos, realizan una tarea específica por la que se los lleva a la granja a cultivar distintas hortalizas.


Se trata de huertas que hacen los reclusos en laborterapia dentro de los terrenos del predio. “Es una superficie sembrada y cultivada por internos con semillas conseguidas a través del Ministerio, se cultiva zapallo, zapallito coreano, cebolla de verdeo, tomate, lechuga, papa, cebolla, ajo, perejil, tomate y habas, entre otros”, dijo el jefe del Complejo Penitenciario Pampa de Las Salinas, Jorge Jauregui.
El funcionario indicó que la producción es ofrecida para su venta a las visitas de los internos a precios muy accesibles, otra parte se emplea en la cocina del complejo para raciones tanto de ellos como del personal del Servicio Penitenciario.
Quienes acceden a realizar este trabajo comienzan sus actividades diariamente a las 8:00 hasta las 12:00, “hacen el almuerzo, descansan, más por las altas temperaturas, regresan a  trabajar a las 17:00 unas horas más, preparando, regando, cosechando, limpiando el predio, son normalmente 10 a 12 internos por día para hacer esa actividad, no todos los días son los mismos, es voluntario”, destacó Jauregui.
Esta actividad que desarrollan los presidiarios está relacionada con otros oficios como carpintería, herrería, escuela, además pueden estudiar a través de la plataforma de la ULP y participan de talleres como manualidades y costura con máquinas industriales.