Denuncian que una empresa de transporte retiene cuota alimentaria

(17-1-19) La madre de un niño de 4 años reclama públicamente que la empresa de colectivos "Panamericana" incumple con la orden judicial y que la excusa fue que la compañía atraviesa dificultades económicas y que su dinero lo utilizaron para la compra de gasoil.

Carolina Flores debía cobrar la primer cuota alimentaria que a su ex marido le descuentan automáticamente de su sueldo entre el 1 y el 10 de este mes. Esa cuota, por orden de la justicia, la empresa debe acreditarla en una cuenta del banco Superville pero ayer, siete días después de haberse vencido el plazo legal, no estaba acreditada todavía.

La señora Flores, que había viajado desde la ciudad de La Punta a la capital para verificar el saldo de su cuenta directamente en la sucursal bancaria de los tribunales, se encontró nuevamente con el saldo en cero por lo que se dirigió a la empresa Panamerica a reclamar.

En comunicación con La Posta, Carolina manifestó que "en los tribunales le explicaron -al igual que lo hizo su abogado el Dr. Eduardo Maldonado Paone- que "máximo se pueden pasar un día, más no porque se viola una orden judicial".

Flores manifestó que en la empresa la recibió un tal "Jorge", un administrativo que le informó que no contaban con el dinero descontado previamente del sueldo al padre del menor, porque "que la empresa está pasando por un mal momento económico y estamos utilizando la plata en ponerle gasoil a los colectivos".

"Los chicos tienen que pasar necesidades, no por culpa de los padres sino por culpa de la empresa en este caso, que no le importa usar la plata de los menores para beneficio de ellos", manifestó indignada la Sra. Flores.

Finalmente, y tras el escándalo que la mujer hizo ayer al medio día en la empresa Panamericana le aseguraron que el dinero se vería acreditado hoy en su cuenta. Sin embargo, la mujer advirtió que ésto es habitual que ocurra por comentarios de otras mujeres en su misma situación, y que teme represalias contra su ex pareja y que lo dejen sin trabajo.

Desde La Posta intentamos comunicarnos con la empresa para que de su versión de los hechos, pero el propietario no respondió la llamada.