Nogolí: Un faro perdido en las sierras construido hace 100 años

(11-12-18) Tiene 10 metros de alto y está ubicado dentro de la estancia que lleva su nombre. La construcción de El Faro fue el sueño del contralmirante José Moneta, quien quiso vivir su vejez rodeado de sierras. Con 100 años de antigüedad, este faro, ubicado tan lejos del mar, es parte de la historia escondida en pueblo de las aguas claras.

El viernes, el periodista Jorge Rosales, en su último capitulo del año en su espacio "In-Bici-Ble", en Radio Universidad, FM 97.9, entrevistó a Bruno Marson, el actual propietario de la estancia turística, quien relató la historia El Faro y cómo él llegó a Nogolí.

Bruno, un enamorado de las sierras de Nogolí, contó que al momento de comprar la propiedad, que incluye un chalet como casco de estancia, el faro y una capillita entre otras edificaciones ubicadas en un predio de 8 hectáreas, las mismas habían sufrido los perjuicios típicos del paso del tiempo, un abandono de muchos años. Él y su familia lo reciclaron y desde entonces lo mantienen lo mejor posible, conservando su estilo. 

"Como ya había trabajado en Suiza, en turismo, vi que las bellezas naturales que tenía este lugar era propicio para darle auge al turismo", le explicó Bruno al periodista que lo vistió en su casa. Pronto El Faro se transformó en la conocida estancia turística que, junto a La Serrana fueron los primeros emprendimientos desde donde se comenzó a difundir el pueblo como alternativa para vacacionar, con servicios especialmente dirigidos a los amantes de la naturaleza y a grupos de scout. 

El contralmirante Moneta, quien ordenó la construcción del faro en el año 1926, fue un distinguido capitán de la Marina Argentina que cumplió importantes funciones para el país; entre ellas y una de las últimas antes de su retiro, fue la designación como interventor de la gobernación de la provincia de La Rioja, en 1930, durante el mandato del presidente general José F. Uriburu.

Escuchá la historia relatada por Jorge Rosales y Bruno Marson: