Las lluvias no llegan al oeste del departamento Belgrano. Productores ganaderos aseguran la existencia de "aviones rompetormentas"

(31-12-18) Los productores aseguran que la merma en el régimen de lluvias de la zona ocurre desde hace algunos años y coincide con el paso de aviones que se internan en las tormentas que amenazan con llover, pero que terminan dispersándose. Las pérdidas por mortandad de animales son cuantiosas. El acueducto Nogolí no llega a algunos parajes y tampoco la respuesta del Gobierno. 

"Después de soportar una intensa ola de calor seguimos sin recibir la tan ansiada lluvia. Los aviones rompetormentas siguen haciendo estragos con el departamento Belgrano!! Los pastos se quemaron por el calor y falta de agua. Sin respuestas de las autoridades!", comentaron desde la pagina de facebook "Unión Productores Ganaderos Belgrano" el 27 de diciembre.

En comunicación con La Posta, Rolando Sosa, propietario de un campo cercano a La Calera, ubicado más precisamente entre los parajes El Jarilla y El Tala, donde el acueducto Nogolí tampoco llega, se manifestó preocupado por la situación que él y sus vecinos padecen hace un par de años. Asegura que ahora llueve un 20 o 30% menos de lo habitual y que la poca agua que cae no alcanza a recuperar la tierra y el pasto. 

Tanto Sosa, como otros vecinos consultados por este medio, manifestaron que el fenómeno coincide con el avistaje de aviones que se internan en las tormentas que se forman y amenazan con llover, nubes que luego terminan por dispersarse.

Este sábado, Rolando viajaba por la Ruta Nacional N° 147 desde la ciudad de San Luis hacia La Calera y a la altura de San Jerónimo vio cómo un avión entraba en la tormenta que se avecinaba; luego, más adelante, en la zona del paraje San Isidro, observó un segundo avión que alcanzó a fotografiar con su celular una vez que el mismo salió de la espesa formación de nubes.