Cárcel para la parapsicóloga y el sicario acusados de homicidio

(13-11-18) La Cámara Penal Nº 1 de Villa Mercedes condenó a Cristina Paredes y a Alberto Quiroga a 18 años de prisión por el asesinato de Pedro Omar Fridel.

Hace instantes se dio lectura al veredicto en la causa “PAREDES CRISTINA DEL CARMEN – QUIROGA ALBERTO MARTÍN – AV. HOMICIDIO CALIFICADO” en la que se investigó el homicidio del Sr. Pedro Omar Fridel. 
El hecho ocurrió en el año 2015. En esa oportunidad, una ciudadana allegada a la familia de Paredes denunció la desaparición de Pedro Omar Fridel del lugar donde vivía y trabajaba, que era en la quinta de propiedad de Cristina Paredes, en la que se desempeñaba como encargado. Según declaraciones, ambos mantenían una relación de disconformidad.
El tribunal conformado por la Dra. Virna Milena Eguinoa -Presidente– y por los Dres. Daniela Estrada y Eduardo Sebastián Cadelago Filippi -Vocales- resolvieron condenar a los imputados a 18 años de prisión, asimismo se investigará la conducta del Sr. Joel Gridasow, hijo de la Sra. Cristina Paredes. Además, declararon abstracto el pedido de inconstitucionalidad de la pena de prisión perpetua.
Ayer, el representante del Ministerio Publico Fiscal, Dr. Néstor Lucero realizó un breve relato de los hechos e hizo una valoración de todas las pruebas incorporadas en el expediente. También hizo alusión a las confesiones de los acusados y al informe de la médica forense. El fiscal manifestó que la Sra. Paredes tuvo el dominio de los hechos y fue la instigadora del homicidio, e hizo referencia a la conducta y accionar del Sr. Quiroga: “Está altamente probado el hecho”, dijo. Solicitó prisión perpetua para ambos imputados, teniendo en cuenta que no hubo atenuantes y como agravantes señaló la entidad del delito y la planificación del mismo.
Luego, el Defensor de Cámara, Dr. Víctor Endeiza quien actúa en la defensa del Sr. Alberto Quiroga, expresó que su defendido no conocía a la víctima y que el solo colaboró con el ocultamiento del cuerpo. También, hizo referencia al testimonio de Quiroga y manifestó: “La conducta de mi defendido no es certera. Es una persona trabajadora, no un sicario”. Concluyó su alegato manifestando que la conducta de su representado debe responder por encubrimiento en los términos del Art. 277 del C.P (inc. 1 b y 3 a) y sufrir la pena que establece el mismo.
Por último, los representantes de la defensa de la Sra. Cristina Paredes, ejercida por los Dres. Federico Martin Putelli y Santiago Calderón Salomónrealizaron un análisis del plexo probatorio. Dijeron que hay incoherencias en las pruebas respecto de la autoría del hecho y que la declaración de la imputada fue precisa. Además, se refirieron al testimonio de la médica forense quien informó que se trató de una muerte por asfixia mecánica donde la fuerza física fue imprescindible.
También la defensa de Paredes, expresó que la acusada fue testigo presencial del hecho y fue amenazada por eso omitió acudir a la justicia. Los profesionales requirieron al tribunal que se tenga en cuenta la falta de antecedentes, la edad avanzada y el estado de salud, además agregaron que la misma vivía una situación de violencia por parte del Sr. Omar Fridel. Solicitaron la absolución por el beneficio de la duda.
La Sra. Cristina Paredes se abstuvo de declarar mientras que el Sr. Alberto Quiroga sostuvo la declaración inicial y pidió perdón por los daños causados a su familia y a la de la víctima.

A continuación, se transcribe el veredicto que fue leído hoy:
Villa Mercedes (San Luis), trece de Noviembre de dos mil dieciocho.-
Y VISTO: En mérito al resultado obtenido en la votación del acuerdo que antecede y lo dispuesto por los arts. 356 y siguientes del Cód. de Procedimientos Criminales, SE RESUELVE: 1.- Declarar a PAREDES CRISTINA DEL CARMEN y QUIROGA MARTIN ALBERTO, de datos obrantes en autos, como COAUTORES penalmente responsables (Art. 45 del Código Penal) del delito de Homicidio Simple (Art.79 del C.Penal de la Nación,   y condenarlos a sufrir la pena de DIECIOCHO AÑOS DE PRISIÓN, accesorias legales y costas procesales, disponiendo su alojamiento en el Servicio Penitenciario Provincial.-