ESI: Un derecho que busca ser garantizado

(24-10-18) Qué se impartirá sobre Educación Sexual Integral en las escuelas. Enterate en el siguiente informe.

El pasado viernes 19, el gobernador Alberto Rodríguez Saá firmó el decreto de adhesión a la Ley N° 26.150 creando el Programa Provincial de Educación Sexual Integral, con el objetivo de implementar sus contenidos en todos los niveles y modalidades educativas, abordando los cinco ejes conceptuales: cuidar el cuerpo y la salud; valorar la afectividad; garantizar la equidad de género; respetar la diversidad; ejercer nuestros derechos. 
Sandra Cabrera recientemente convocada por el Ejecutivo provincial para llevar adelante el Programa de Educación Sexual en las escuelas de San Luis, autora de la publicación "Nodo género y políticas de equidad" e integrante de la Campaña Nacional por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito San Luis dialogó con La Posta: " Estamos trabajando en realizar una capacitación para los docentes en primera instancia de la ciudad de San Luis, pertenecientes a escuelas de gestión estatal para conformar los equipos institucionales de ESI en cada escuela. Los equipos deben ser integrados por docentes, preferentemente que vengan trabajando estos contenidos y personal directivo de los tres niveles".
 Para iniciar el proceso de aplicación de la ley 26.150 el martes pasado visitó la provincia el equipo técnico del Programa Nacional de Educación Sexual Integral. Se acordó seleccionar diez talleristas de San Luis que recibirán una capacitación intensiva y serán quienes luego repliquen los conocimientos y formas de trabajo. "Debemos recordar que la ley de Educación sexua integral es un derecho de las niñas, niños, adolescentes y una obligación del plantel docente que se ajusta a los derechos humanos y a tratados internacionales." Sostuvo la funcionaria.

¿De dónde surge la ESI?
En el año 2006 se sanciona la Ley Nacional N.° 26.150 y se crea una comisión de especialistas para elaborar el documento “Lineamientos curriculares para la Educación Sexual Integral”  donde se detalla el piso básico y obligatorio de contenidos a implementar. Este documento fue aprobado por todos los ministros y ministras de Educación en Consejo Federal en 2008. Posteriormente, nace el Programa Nacional, con la finalidad de hacer cumplir el derecho de los niños, niñas y adolescentes a recibir Educación Sexual Integral (ESI) en todos los establecimientos educativos públicos de gestión estatal y privada, desde los niveles de educación inicial hasta la formación docente.
Desde el Programa ESI Nacional se trazaron estrategias para llegar a las aulas con material cuidado, claro, específico y acorde a los distintos niveles.
Se produjeron y se distribuyeron cuadernos con contenidos y propuestas para los niveles inicial, primario y secundario. Se elaboraron láminas didácticas para el aula, como complementos de los textos, materiales específicos para las diferentes modalidades y se diseñó una estrategia de capacitación docente.
Es cierto lo que dicen en las redes o audios de whatsapp?
Cualquier persona puede acceder a la lectura y análisis de los contenidos curriculares de la ESI, ya que el cuadernillo esta disponible on-line en el sitio: https://infanciayjuventudsc.files.wordpress.com/2011/02/lineamientos-curriculares-esi.pdf
Para el nivel inicial, por citar algunos ejemplos, se plantea el cuidado e  higiene del propio cuerpo, una de las formas de evitar y detectar abusos, los cuales en su mayoría se dan intrafamiliarmente, el conocimiento de las distintas formas de organización familiar, sabiendo que hay crianza monoparental, familias ensambladas, etc y que nadie debe burlarse de la composición de vida de las demás personas. La exploración de las posibilidades del juego y de elegir diferentes objetos, materiales e ideas, brindando igualdad de oportunidades a niñas y niños para no solo darle muñecas y cocinitas a las nenas, o prohibir el uso de autitos o pelotas, apuntando a que puedan jugar libremente sin estereotipos. El reconocimiento y valoración de los trabajos que desarrollan mujeres y varones en diferentes ámbitos, abriendo la puerta a un futuro lleno de posibilidades para las y los pequeños.
Para el primario se preve la implementación en todas las materias y el mismo cuadernillo propone los contenidos para cada una con el objetivo que promuevan en los alumnos y alumnas: El reconocimiento de la participación de mujeres y varones en la construcción de las identidades nacionales en sus dimensiones políticas, culturales, económicas, científicas y sociales. La comprensión de las diferentes condiciones de vida de los actores involucrados en los espacios rurales y urbanos. El reconocimiento de los roles y relaciones entre mujeres y varones en áreas rurales y urbanas. El conocimiento de la vida cotidiana en el pasado y en el presente, en diferentes contextos geográficos y socio-históricos, con particular atención a las formas de crianza de niños y niñas, por citar algunos ejemplos.
Nada dice la ley sobre enseñar a masturbarse a niños de 5 años, sino  enseñarles que nadie los debe tocar ni hacerles daño. Nada dice la ley sobre destruir la familia o lograr que las niñas sea lesbianas y los varones gays, sino enseñar a respetar a las personas, sin que su trabajo, forma de vida, orígen, religión o identidad sexual sean motivo de agresión o burla.
La ideología de género como tal no existe, sino que se pretende enseñar en la igualdad. Conductas que antes se naturalizaban como levantarle la falda a una compañera o tirarle el pelo solo porque era nena ahora se tratan de visibilizar entendiendo que las personas son iguales y merecen el mismo respeto. 

¿Quiénes se oponen a la ESI? 
En general grupos fundamentalistas que en sus escuelas privadas y confesionales, que reciben fondos del Estado, imparten conocimientos falaces y no-científicos. Su doctrina religiosa sostiene que las mujeres deben obedecer al hombre, que no pueden utilizar métodos anticonceptivos ni planificar si quieren tener hijos, cuando y con que intervalos. Son quienes aseguran que el uso de preservativo no es recomendable cuando la Organización Mundial de la salud destaca que es el método de barrera más seguro para prevenir embarazos no buscados e infecciones de transmisión sexual.
Son quienes afirman que las niñas deben parir aunque sea un embarazo producto de violación, en una sociedad que tiene un altísimo índice de abuso a menores de 14 años y que en el 85% de los casos los responsables son los tíos, abuelos, padres y padrastros. 

Informó: María José Corvalán