Técnicos de San Luis Agua trabajan en la reparación de un caño roto del acueducto Río Grande–Los Puquios luego de que se detectara un desperfecto en uno de los cargadores de agua. Esa avería generó presión sobre el ducto y provocó la rotura.
El acueducto Río Grande–Los Puquios es uno de los caudales que provee agua a las plantas potabilizadoras de San Luis capital, Juana Koslay y La Punta. Los técnicos trabajan sobre la falla a raíz de la merma de agua que sufre el ducto, y desde San Luis Agua anunciaron que el próximo martes interrumpirán el servicio para reparar todos los desperfectos.
Desde el organismo estatal revelaron que la situación está controlada y el caudal de agua está garantizado para las plantas potabilizadoras de las tres ciudades.
El presidente de San Luis Agua, Lucas Caymes, sostuvo que los técnicos trabajan sobre la rotura del caño para garantizar el suministro hasta el martes, cuando comenzarán las reparaciones. “El corte del suministro está programado para el martes. El caño sufre una merma de agua producto de la rotura. Para que las municipalidades puedan prevenir una falta del suministro a los vecinos nosotros avisamos con la debida antelación que el martes, para poder arreglar la avería, vamos a suspender el caudal. Ahora garantizamos la provisión de agua”, expresó el funcionario.
“El objetivo de programar el corte para el martes es darle tiempo a la población y a las comunas para informar con antelación, y de ese modo que tomen las medidas preventivas necesarias”, sostuvo Caymes.
El acueducto Río Grande-Los Puquios tiene 29.983 metros y transporta 1.800 litros de caudal por segundo.

Fuente: ANSL.
Video: Prensa Municipalidad de Juana Koslay.