Piden quitarle el titulo de "Visitante Ilustre" al Dr. Abel Abino

(30-8-18) El Concejo Deliberante de la ciudad de San Luis aprobó en el día de hoy un proyecto de comunicación por el cual se le pide al Intendente Enrique Ponce que derogue el Decreto por el que declaró a Abel Albino visitante ilustre de la ciudad. 

El proyecto fue presentado por la concejal Ayelén Mazzina y aprobado por 6 votos del Frente Justicialista, 3 abstenciones de San Luis Somos Todos y 3 negativas de Cambiemos.

"El doctor Albino fue declarado por el Intendente visitante ilustre mediante el decreto 192-56-2018 el 16 de febrero. 
Una vez más vuelvo a insistir en este tema. Un buen profesional no puede ser nunca una mala persona. 
Creando miedo y simpatía por todo aquel ignorante distraído que después se jacta de sus discursos y da clases magistrales de burradas. 

Una persona puede ser reconocida como ilustre cuando supone ciertas cualidades de excelencia, cualidades que esta persona no tiene. Por más que diga defender la vida me parece un asesino potencial que usa el doble discurso y juega con la doble moral.  Esperamos que el intendente deje de pensar que es  un visitante realmente ilustre y que sepa que todos los comentarios y la trayectoria discutible de este doctor no forman parte de mi plan de acción inclusiva dentro del concejo Deliberante de la cuidad de San Luis", declaró la edil. 

La decisión ahora esta en manos del Intendente Enrique Ponce. 

Abel Albino es pediatra y miembro del Opus Dei. Durante el debate por la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo en el Congreso de la Nación fue propuesto por el sector "Salvemos las dos vidas" y escandalizó una vez más con sus afirmaciones:  "El profiláctico no la protege de nada. ¡El virus del sida atraviesa la porcelana!".

Albino se caracteriza por difundir ideas retrógradas, misógenas y basadas en los dogmas irrefutables de la Iglesia Católica, tales como:  "El sexo es una maravilla que tenemos para contribuir a la obra de Dios, no para divertirse""El aborto me horroriza. Despedazar a una persona no es bueno, sea chiquita o grande como yo. Es indigno condenar a un inocente".

Informó María José Corvalán