En la UNSL debatieron sobre el proyecto de legalización del aborto

(3-7-18) La organización MUMALA impulsó en la tarde de ayer un debate sobre "Aborto legal, seguro y gratuito, camino a ser ley" en el microcine de la Universidad Nacional de San Luis. 

El panel estuvo integrado por la Lic Lildia Manini presidenta de ADEM en la Campaña Nacional por el derecho al aborto legal en la provincia, Yanet Silva Rojo secretaria de género de la FUSL, Mirtha del Valle Ruiz de la Fundación Convivir, la Dra. especialista en tocoginecología Ana Lía Trifiró y activistas de la agrupación Las Rudas/Socorristas en red. Moderó la actividad lAilén Chaine, miembro de la organización convocante.

Lily inició su disertación repudiando los dichos de la vicepresidenta Gabriela Michetti quien en medios de comunicación nacionales afirmó que en caso de violación  " no hubiera permitido el aborto" y que "lo pueden dar en adopción, ver que pasa en el embarazo o trabajarlo con psicólogos". 

"Negar a las mujeres el libre acceso a la contracepción y aborto ( otra forma de esclavitud sexual) es algo que ha caracterizado históricamente a los regímenes políticamente represivos.
Los hombres que encabezan las poderosas jerarquias religiosas del mundo en vez de presionar a los líderes mundiales para que responsabilicen plenamente a los hombres por las violaciones, gastan sus abundantes recursos en tratar de impedir que mujeres y hombres cometan los pecados de anticoncepción y aborto. La respuesta del papa Juan Pablo II a las violaciones masivas de mujeres en Bosnia no fuè para respaldar a quienes hoy trabajan para que se reconozcan como crímenes de guerra sino para rogar que las mujeres violadas no recurrieran al aborto.
Poderosos líderes religiosos como el papa tampoco han hecho nada para apoyar la igualdad de la mujer, aunque expertos señalan que la única forma de reducir el aborto es emancipando a las mujeres, educándolas y permitiéndoles opciones màs alla de la maternidad. Muy por el contrario el Vaticano sigue considerando contracepción y feminismo como maldades entrelazadas. La ùnica vida que importa y obsesiona al movimiento antiplanificaciòn familiar es la vida antes del nacimiento y después de la muerte.  El aborto, obviamente, es cosa del Diablo, un crimen, un «asesinato», un hecho para el que «no hay palabras», definió Manini.
Yanet Silva Rojo habló de la importancia de la aplicación de la educación sexual integral en las escuelas leyendo unos párrafos de la carta que hizo para las y los diputados y explicó que los anticonceptivos y la información de salud sexual y reproductiva a pesar de estar en algunas salas y hospitales barriales no llegan a los hogares. Por su parte las Socorristas en red dieron a conocer en cifras la realidad de la provincia de San Luis y el alto índice de embarazos adolescentes, no buscados y abortos medicamentosos.

Informó: María José Corvalán