El presunto femicida de Nogolí no declaró. Su situación procesal se definirá en las próximas horas

(3-7-18) Hugo Fabián Heguaburo acudió a indagatoria acompañado por el defensor oficial subrogante. No pidió prórroga de la detención y la jueza Penal 3 tiene 48 horas para resolver si lo procesa.

El proceso judicial contra Hugo Fabián Heguaburo Olivera, el principal sospechoso del femicidio de Patricia Menedían en Nogolí, no tiene demoras. 

El acusado, detenido el miércoles 27 de junio en la Triple Frontera con Paraguay, llegó a San Luis minutos después de las 8 de hoy y cinco horas más tarde se sentó ante la jueza Penal 3, Virginia Palacios, que lo indagó por el delito de “homicidio calificado por el vínculo agravado por el ensañamiento y por mediar supuesto de violencia de género”. Pero el hombre de 33 años no declaró y tampoco solicitó, como suele ser habitual, prórroga de la detención, motivo por el que la magistrado cuenta con 48 horas para definir su futuro procesal.
Según un trascendido, Palacios tratará de resolver cuanto antes la situación de Heguaburo Olivera, trasladado desde Misiones por una comisión policial que encabezó el jefe de la División Homicidios, subcomisario Javier Sosa.
Aunque el imputado ya habría confesado el crimen a efectivos de la policía puntana y de Gendarmería, la fuerza de seguridad que lo detuvo cuando intentaba cruzar hacia Paraguay, había muchas expectativas de lo que pudiera decir ante Palacios, que finalmente fue nada.
Heguaburo Olivera, originario del partido de La Matanza en Buenos Aires, acudió al despacho de la jueza acompañado por el defensor oficial subrogante Darío Román Pereyra Gmelin, que reemplaza a la defensora Nadia Agúndez.
La cita era a la 13, y aunque el ingreso del acusado se demoró unos minutos, el trámite fue rápido.

Estremecedor
El cuerpo de Menedían, que tenía 45 años, fue descubierto la mañana del lunes 25 de junio, enterrado a unos 50 metros de su casa, a pocos centímetros de la superficie, con lo brazos cruzados en el pecho abrazando un ramo de rosas con una nota que decía: “Te amo mucho, mi amor”.
Hacía un tiempo que la víctima había entablado una relación con Heguaburo Olivera, que estaba en Nogolí por trabajo y que desapareció casi al mismo tiempo que la mujer, que trabajaba como guía de turismo del municipio local.