Danny Cayumán: "Penalizar el aborto no lo impide"

(26-7-18 - La columna de María José Corvalán) En la actualidad, para la Justicia argentina el aborto esta prohibido, salvo las excepciones previstas en el artículo 86 del Código Penal. El movimiento de mujeres hace 13 años formó la Campaña Nacional por el aborto legal seguro y gratuito para insistir en la legalización de la práctica y este año logró que se tratara en el Congreso. Sin embargo, la mayoría de los argumentos expuesto a favor de la norma son brindados por expertas/os de otras provincias. En esta columna se brindarán opiniones de personas del ámbito local para conocer por qué creen que debe modificarse la legislación vigente. 



Hoy opina: Danny Cayumán, periodista de San Luis.

Aborto legal o clandestino, la discusión real.

En momentos previos a la discusión sobre la ley de aborto legal en el senado de la Nación, hay que dejar siempre en claro que la discusión es sobre un asunto de salud pública, donde no puede, sobre todo en un estado laico,  tener injerencia en las decisiones, los intereses de grupos religiosos .
Penalizar el aborto no lo impide, pero lo hace más riesgoso, sobre todo para mujeres de bajos recursos que no pueden acceder a un aborto seguro que por lo general se realizan en clínicas privadas a un altísimo costo.
Cuando vemos en esos millones de pañuelos verdes la frase "educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir" es menester que nos detengamos en cada uno de esos conceptos.
Educación sexual, algo a lo que la iglesia se ha opuesto siempre a través de los mismos métodos que usa contra el aborto legal, es decir, lobby, mal informar, por eso se debe luchar por una educación sexual, de raíz laica y científica.

También podemos notar con solo mirar un poco nuestra sociedad, que la educación, también es,  es uno de los derechos a los cuales muchos humildes de nuestro país no pueden acceder.
Sobre los anticonceptivos las  barreras incluyen la violencia doméstica y sexual a manos de sus parejas íntimas: un problema que las autoridades no buscan prevenir y remediar con la suficiente efectividad.  Otra barrera es la información evidentemente inadecuada o tendenciosa proporcionada por los trabajadores del sistema de salud pública.  Una tercera barrera es que muchas mujeres simplemente no pueden pagar por los métodos anticonceptivos, y las promesas de asistencia por parte del gobierno frecuentemente no llegan a las más necesitadas. 

Por ende se debe garantizar estos dos derechos que también se reclaman pero que poco se habla
El debate sobre el aborto legal, es algo ganado por las miles de mujeres que se han expresado en las calles de nuestro país, mujeres que pelean contra una de las tantas consecuencias de la opresión patriarcal, es el germen además de muchas luchas que se vienen, como por ejemplo la separación de la iglesia y el estado.

La iglesia católica ha sido punta de lanza contra la ley sobre aborto legal, es necesaria la separación de la iglesia del estado, en defensa de la vida y salud de  las mujeres y niñas que pagan las consecuencias de la postración política al poder clerical.

La mujer está llevando a cabo una revolución, esto recién empieza.