Santa Rosa del Conlara: Piden Justicia para una niña abusada

(10-4-18) Un grupo de vecinos de la Localidad organizó una marcha el pasado domingo con el fín de apoyar el pedido permanente de justicia que impulsa la familia de una pequeña abusada sexualmente a inicio de este año. El hecho estaría comprobado y el acusado permanece en libertad. 

Ariana, la madre de la víctima, en diálogo con La Posta, contó indignada que el autor de la violación es un joven de 17 años que esta libre desde el 28 de marzo, viviendo en la casa de sus abuelos, en la ciudad de San Luis.

"El 5 de febrero cerca de las 21 horas, mi nena de 3 (años), junto a mi sobrino de 4 y el hermano pequeño del abusador, estaban jugando en la puerta de la casa de mi mamá. Yo me fui unos minutos a la casa de mi hermana que queda en la esquina y al regresar veo a mi hija salir de la casa del vecino llorando desesperadamente, de una forma que nunca la había escuchado", relata Ariana con gran dolor.

La niña fue interrogada al respecto de lo sucedido, y cuando se calma es revisada por su mamá, quien detecta sangre y materia fecal en las partes íntimas de la pequeña. 
"Mi papá salió a increpar al vecino pero este le dijo que él no le hizo nada y que la nena lloró porque se había agarrado los dedos con la puerta."

Es en esa instancia, que Ariana decide llevar a su hija al hospital de Sanra Rosa y llamar al padre de su hija, quien se encontraba trabajando.

 Al llegar la nena es revisada por una médica de guardia que constata las heridas del abuso, separa la ropa para resguardarla como prueba e insta a la madre a que se dirija a radicar la denuncia en la comisaría, siendo trasladada en ambulancia.

Pero la menor sería revisada posteriormente dos veces más, por otra pediatra del hospital y al día siguiente por la médica forense, quienes estuvieron de acuerdo con estar ante un delito de abuso sexual.

"Tengo entendido que el chico fue detenido al otro día en Merlo. La causa entró al juzgado multifuero a cargo del juez Ramiro Bustos, pero a mí no me llamaron nunca. A la semana mi hija debía declarar en cámara gesell y me enteré por el diario. Ahí mi hija contó todo, y por lo que sé, el chico no declaró."

Ariana advierte que desde que empezó su lucha por Justicia el juzgado a cargo de la investigación no se manejó como ella esperaba. Asegura que la notificación para asistir a Cámara Gesell le llegó dos días después y que fue el abusador quién comenzó a recibir acompañamiento psicológico antes que la propia víctima.

"Yo misma fui al juzgado a hablar y decir que iba a poner un abogado que me mantuviera informada y me dijeron que no era necesario, que la abogada Luciana Vano, de la justicia se iba a ocupar y me iba a mantener al tanto. Pero no me llamaron nunca y cuando fui el miércoles pasado, me hicieron esperar toda la mañana y no me atendieron. A la una volví a casa para darle la teta al bebé y es cuando la abogada una hora y media después me llama para anunciarme que "J." (el acusado) estaba con prisión domiciliaria en San Luis y podría salir a rendir materias y hacer deportes. Les pregunté porque no me avisaron y me dijeron que era porque no tenía abogado". 

Según la familia de la pequeña víctima, el joven vive en el Barrio AMPPYA, en la zona norte de la ciudad, atiende un kiosco, fuma en la vereda y concurre a la escuela Bernardo Houssey, que es mixta y tiene nivel inicial en el mismo horario. 

"A mi que no me digan que eso es prisión domiciliaria porque eso es estar libre. Yo solo pido que la justicia actúe porque sino, voy a hacer justicia por mano propia y me van a condenar porque fui a hacer lo q ellos no hicieron" finaliza la madre tajante. 

Informó: María José Corvalán