Abogada feminista opina sobre el proyecto de legalización del aborto

(2-3-18) La Dra. Laura Juarez, abogada formada en Género e integrante de Adem en la "Colectiva feminista de San Luis Negrita Garayalde", en diálogo con La Posta, se explayó sobre la temática del aborto legal y el por qué es una exigencia del movimiento de mujeres.

"Desde el feminismo nos manifestamos a favor de la legalización aborto porque defendemos paradigmas igualitarios que comprenden realidades diversas. Por eso rechazamos el heteropatriarcado y la heteronormatividad que son paradigmas viejos sostenidos por las religiones que buscan mantener la jerarquía patriarcal y la subordinación del género femenino", manifestó la Dra. Juarez.

Sobre este sistema, la abogada destacó que está lleno de parámetros que reprimen la libertad, y algunos de ellos son el mandato de la maternidad y la sacralización de la familia. 

Para la Dra. Juarez se debe conocer la realidad en la que muchas mujeres mueren durante las prácticas del aborto clandestino, ponen en riesgo su salud ante embarazos no deseados, siendo las pobres las más vulnerables ya que no pueden pagar un aborto clandestino en una clínica privada.

"El derecho es dinámico y se construye, por eso creemos que debe ajustarse a esta realidad. Los y las legisladoras -que son altamente remunerados- deben trabajar en vista a estas situaciones que no parten de enfrascamientos religiosos, sino de la cotidianidad", opinó la letrada. 

El proyecto se presentará por octava vez consecutiva en la Cámara de Diputados de la Nación como Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), redactado por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, el cual cuenta con más de 50 firmas de legisladoras/es. 

En su artículo 1- dice: "En ejercicio del derecho humano a la salud, toda mujer tiene derecho a decidir voluntariamente la interrupción de su embarazo durante las primeras catorce semanas del proceso gestacional."

Por otro lado la Dra Juarez advierte que éste es un paradigma nuevo de igualdad, no es exclusivo de las feministas sino, un movimiento mundial que se remonta a las sufragistas de 1920. 

"La Argentina ha firmado convenciones y tratados internacionales lo que significa que debemos adaptar la legislación a los elementos interpretativos de esas convenciones, por ejemplo la Cedau de 1979 que busca eliminar todas las formas de discriminación hacia las mujeres. Por ello, los comité de la ONU y de la Corte Interamericana de Derechos Humanos realizan controles y en el año 2010 elaboraron un informe invitando a la Argentina a regular y legalizar la interrupción de los embarazos no deseados".

La Campaña por el aborto legal además propone la educación sexual integral y la facilitación de métodos anticonceptivos para evitar embarazos no deseados. 

"La educación sexual integral esta regulada en una ley nacional que crea un programa para aplicarla pero requiere de políticas públicas del estado, que aún están ausentes. La ley prevé que la educación sexual sea transversal y que los Estado Nacional y Provincial arbitre los medios para su concreción, cosa que no hoy en día sucede".

El art 2 de la ley 25673 dice que uno de los objetivos del programa de salud sexual y procreación responsable es lograr que la población llegue al punto mas alto de salud sexual ejerciendola sin coacción ni violencia.

En ese sentido la Dra Juarez interpreta que la ley busca "acomodarse en la línea del respeto a la libertad física, por eso algunos creemos que hay derechos que están en coalición. El art 19 del código civil establece que la vida inicia en la concepción, pero el 21 aclara que adquiere su calidad de persona después del nacimiento. El derecho, por lo tanto, deviene de los hechos y se debe modificar según la realidad". 

Tras la marcha atrás de la sesión prevista para este 8 de marzo en el Congreso para debatir el proyecto, en el marcho del día internacional de los derechos de las mujeres y el tercer paro en todo el mundo, la sociedad deberá esperar hasta el mes de mayo para saber como resultará la discusión. 

Informó: María José Corvalán