La Justicia pone en marcha un plan de lucha contra la violencia de género

(19-2-18) La Dra Lilia Novillo, presidenta del Superior Tribunal de la Provincia de San Luis, en diálogo exclusivo con La Posta, explicó en detalle cómo trabajan en conjunto con el Ministerio de Seguridad y la Secretaria de la Mujer, con el objetivo de resolver la problemática en el proceso que se sigue en casos de violencia de género o intrafamiliar.

"Lo primero que advertimos es un problema con las medidas cautelares, principalmente con las ordenes de restricción de acercamiento interpuestas a hombres por denuncias de violencia. Lo que sucede es que no hay control. El juez da la orden pero nosotros no tenemos personal para controlar que se cumpla, y la Secretaría de la mujer actúa después de los actos de violencia, así que nos juntamos a conversar para solucionarlo", describió la funcionaria judicial.

Novillo explicó que la Corte Suprema de Justicia de la Nación tiene una oficina de violencia doméstica que "mide el riesgo de cada caso" y eleva un informe para que el juez tenga un elemento válido a la hora de decretar una medida. Esta oficina posee un equipo interdisciplinario que se ocupa de atender los casos, y "nosotros los tenemos en el poder judicial, aunque hoy no estén abocados a la temática". 

El plan a poner en marcha es el de crear en la práctica, las áreas de violencia en las tres circunscripciones tal como lo propuso el Procurador Provincial, y abocar un equipo de profesionales que aparte de desarrollar su tarea, formen parte de una guardia del área de violencia. 

Las reparticiones estarán dispersas en toda la provincia, para lo cual se solicitará colaboración a mediadores y jueces de paz.

La Secretaria de la mujer por su parte se compromete a realizar un seguimiento de cada caso y asistir a las mujeres que atraviesan situaciones de violencia de forma integral con su propio equipo.

El área de violencia dependiente de la oficina de denuncias funcionará durante el día y, en los horarios que no estén abiertas, se podrá concurrir a la policía, quienes ya están entrelazados Con el Poder Judicial y deben informar por mail al juzgado de todas las denuncias que ingresen, de modo tal que al otro día a las 7 de la mañana ya se sepa cada situación. 

"La policía tiene obligación de tomar las denuncias, ellos lo saben bien. Si alguno no lo hiciera, la denunciante debe pedir el nombre, y al otro día en la oficina de violencia decir quien o quienes y de que comisaría se negaron a registrar el hecho", advirtió la magistrada.
Próximamente recorrerán el interior provincial con capacitadoras y profesionales que brindarán charlas de sencibilización en la materia siendo Quines la primer localidad a visitar.


Informó. María José Corvalán