"El Intendente se ensañó con nosotras"

(22-2-18) Un grupo de mujeres beneficiarias desde hace cinco años del programa nacional "Ellas Hacen" denunció en redes sociales y a algunos medios de comunicación, que el municipio capitalino las insta a renunciar al beneficio en castigo por haberse anotado en el Plan Solidaridad, impulsado por el Gobierno Provincial.


Según relató Mariana, el 13 de febrero, la Sra. Patricia Nievas, encargada de las beneficiarias del plan Ellas Hacen en la Municipalidad de San Luis, envió un whatsapp al grupo de trabajo que decía: "Voy a compartir con Uds. un comunicado importante a partir del cruce de datos entre provincia y nación. Se les recuerda que la Res N° 592/16 del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación establece los criterios para ingreso, permanencia y egreso de los titulares al programa. El ingreso es incompatible para aquellas personas que: se encuentres registradas como empleado o empleador, sean jubiladas o pensionadas, perciban seguro de desempleo, o cobren otro plan social ya sea nacional, provincial o municipal con la excepción de la AUH".

"El comunicado se envió a las 21:30 y a las 21:49 horas la asistente de Patricia Nievas, la Sra Fernanda Traversi comenzó a eliminar a las mujeres del grupo. Ante la incertidumbre de todas, empezamos a preguntar que pasaba y ahí nos dimos cuenta que nos bloqueaban de todos lados para no darnos respuestas", relató indignada María.

Sin embargo, algunas tuvieron contestación. En los mensajes les indicaban que podían ir a la Ex Colonia Hogar donde funciona el Ministerio de desarrollo social de la provincia. A esto agregaban que ya se habían enterado que algunas beneficiarias se habían inscripto en el Plan Solidaridad o en las becas para jóvenes, por lo que les exigían pasar por el Municipio a firmar la renuncia. 

"Nosotras necesitamos los $4.200 que cobramos del Plan Ellas Hacen, y también necesitamos el importe que percibimos del gobierno provincial. Cumplimos con las capacitaciones desde hace cinco años. Los dos primeros años nos mandaron a barrer las calles cuando el plan era para terminar los estudios y capacitarnos en un oficio, cosa que nunca pasó" Contó otra mujer, y agregó "Nos han usado para la campaña del Intendente Ponce y si no ibamos a los actos nos ponían doble falta. Nos han usado para repartir votos, caminar las calles y todo lo hicimos gratis".

La mayoría de las mujeres que perciben el Plan Ellas Hacen de San Luis, son sobrevivientes de violencia, único sostén de familia y se encuentran en situación de extrema vulnerabilidad. Pocas tienen educación formal completa  o un oficio que les permita obtener ingresos estables, en una país donde crece el desempleo y la inflación, profundizando las necesidades de quienes menos tienen.

"Nosotras somos víctimas de violencia y quizás porque no fuimos a la escuela piensan que somos unas pobres brutas. De hecho así se referían a nosotras, como las negras del Ellas Hacen...siempre ninguneándonos. Trabajábamos bajo el control del Área de Espacios Verdes, pero a fin de año no nos invitaban a la fiesta del empleado municipal. No somos eso, somos mujeres y madres que queremos progresar. Tenemos un sueño y no es justo que tengamos que vivir con $4200 al mes sin poder  trabajar en otro lado. Queremos trabajar con dignidad"

Según lo expresado por las mujeres, su intención es la de exigir a los estados que las dejen fuera de toda rivalidad política, pudiendo trabajar en el Plan Solidaridad o en las becas para jóvenes, y seguir con las capacitaciones que ofrece el plan Ellas Hacen, ya que lo que paga cada beneficio es muy poco, y ellas lo necesitan. 

"No pedimos imposibles, porque los que cobran el Salario Social Complementario también están en los planes de gobierno trabajando y nadie les dice nada. Por otra parte, a los que dicen que vivimos de planes les preguntamos: Uds vivieron como nosotras oprimidas, violentadas, aterradas, y ahora deben salir a buscar trabajo con niños a cargo y sin preparación?"

La mayoría de las mujeres consultadas manifestó que su principal preocupación es el inminente inicio de clases, ya que no tienen para costear la compra de calzado, útiles y guardapolvos y aseguraron que insistirán con la demanda de todas las formas posibles. 


Informó: María José Corvalán