San Martín: En el Centro de Salud asistieron a más de 90 personas con gastroenteritis

(17-1-18) Muchos pacientes debieron quedar internados en el nosocomio local bajo tratamiento hasta su recuperación. El jefe de Epidemiología, Rodrigo Verdugo, informó que el equipo se encuentra trabajando e investigando la causa de estos casos de gastroenteritis. Se descubrió la bacteria causante, pero aun no se sabe cual fue el foco de contagio.

“Con el calor aumentan los casos de diarrea y en San Martín se vio un aumento de casos de gastroenteritis a partir del 5 de enero, por lo que el equipo de respuesta rápido de Epidemiología viajó a la localidad y se tomaron muestras de materia fecal de los afectados, agua de red, de balnearios y del río, y se realizaron entrevistas con los afectados para localizar el agente causal”, informó el Dr. Verdugo.
Los resultados se obtuvieron ayer y permitieron identificar el agente causal: “Sabemos de qué bacteria se trata y el personal del hospital ya está informado sobre los medicamentos a suministrar y trabaja para contrarrestar la bacteria”, agregó el funcionario y recordó que “el lavado de manos es una importante medida de prevención”.
Por último, desde el Ministerio de Salud explicaron oficialmente, que continúan trabajando para dar con el causal del brote. Un equipo del Ministerio de Salud, mañana visitará nuevamente la localidad.
Según pudo saber La Posta por otras fuentes, la bacteria en cuestión, obtenida en todas las muestras de materia fecal de personas afectadas, es una Shigella, de la especie Sonne. 
Las autoridades aun no dieron con el agente causal, y si bien dicha bacteria puede encontrarse en alimentos, dado que las personas afectadas proceden de distintas familias, siendo tanto pobladores como turistas que no se conocen entre sí y no consumieron los mismos alimentos, se sospecha que el foco infeccioso puede encontrarse en alguna fuente de agua, natatorios o de consumo.
Según informaron fuentes relacionadas al caso, el brote epidemiológico comenzó el jueves pasado y desde entonces, en cinco días, serían más de 90 los pacientes tratados en un pueblo donde conviven no más de 800 habitantes, por lo que la cifra de personas afectadas con esta bacteria preocupa, y mucho.