Rita Segato disertó en San Luis

(15-8-17) La antropóloga y feminista internacionalmente reconocida habló frente a un auditorio lleno en el salón blanco de terrazas de portezuelo. 


"Mucho de los conceptos que elaboré sobre el mandato de la masculinidad los tome de charlas en la cárcel de Brasilia, mientras hablaba con los mismos presos".

Segato comenzó explicando que los medios de comunicación encuentran una gran cantidad de fundamentos para responsabilizar a la víctima, en vez de al victimario, convirtiéndose en una prensa moralizadora, al igual que el violador por ejemplo,  que se convierte en un disciplinador de su víctima.  

"En estas mismas charlas con los presos entendí que cuando la persona empieza a reconstruir  el hecho por el que lo han condenado, también le cuesta darse cuenta que fue lo que sucedió, El delito se vuelve incomprensible ".

La violación es "vertical" y es una relación entre el agresor y la víctima, en la que la víctima es disciplinada y pasa a ser de su propiedad, expresó la antropóloga. 

"El agresor esta acompañado de la mirada de sus pares. Es una PRUEBA que va a tener que atravesar y que tendrá cómo resultado demostrar que goza del prestigio de la masculinidad.  La potencia sexual es la mas frágil de las potencias que debe demostrar que tiene, pero hay otras. Y esta potencia debe ser espectacularizada. Un ejemplo es el del padre diciendo  a su hijo: ya eres un hombre."

El violador  no es psicópata o anomaloo.  Es un hombre perfectamente socializado, aseguró la disertante.

"El femicidio es la punta del iceberg pero empieza desde una base. El aire, la atmósfera que respiramos, que indica que un taco muy alto o una pollera muy corta nos ponen en peligro ES VIOLENCIA, sin embargo las mujeres vivimos con esos "cuidados" sin darnos cuenta".

Rita Segato también explicó que tras su visita a la costa pacífica de Colombia, sector extremadamente violento, le preguntaron como se hace para detener esto: " y se me ocurrió pensar que la forma es desarmando el mandato de masculinidad." 

También habló sobre los crímenes en contra de las mujeres respecto los conceptos de la guerra. "Cuando mato a un sicario de mi enemigo, dejo un mensaje de control territorial ya sea estatal o no.  Pero cuando mato a una mujer desmoralizo a todo el ejército y logro que decaiga la articulación  societaria de mis enemigos.  Eso es un ataque estratégico.  Por eso decimos que las guerras son ahora feminizadas". 

Segato dice que el vocabulario de los 70 que habla de la desigualdad se quedo corto. Hoy podemos hablar de la "dueñidad" : la primera forma de ser dueño es la acumulación de las riquezas.  

En el 2016 sólo 208 personas manejaban la RIQUEZA y el poder de mundo y en 2017 sólo 8 personas lo son. 

"En la política ha sucedido algo nuevo, que los representantes ya no son los representantes  de los ricos, sino que son los propios  ricos ". 

Finalizada la disertación, el público pudo hacer algunas preguntas, que apuntaron a visibilizar la responsabilidad y obligación del estado de comprometerse con políticas públicas para erradicar la violencia.
Otro de los conceptos que vertió Segato fueron sobre la prostitución: "La trata es un crimen de femigenocidio porque pone a las mujeres en una situación del sufrimiento y castigo del cuerpo volviéndolo un crimen concentracionario".




Informó: María José Corvalán