Preocupación de los vecinos por las altas precipitaciones en Leandro N. Alem

(22-2-17) Los más de 140 milímetros de lluvia que cayeron en muy poco tiempo hicieron temer lo peor. Los ríos Los Corrales, San Francisco y Juan Gómez crecieron rápidamente. Los recuerdos no gratos de las inundaciones sufridas durante el 2015, generaron miedo en los lugareños.


En comparación cuantitativa de intensidad de caudal, esta última crecida durante el pasado fin de semana, fue similar a la del 2015, pero no ocasionó daños ni hubo evacuados. Las obras encaradas por la gestión del gobernador Alberto Rodríguez Saá, durante el año 2016, funcionaron a la perfección en la contención del agua. Las obras contuvieron las crecidas luego de las fuertes precipitaciones registradas.
Quedó demostrado que la obra realizada para contener las crecidas de los ríos en la localidad de Leandro N. Alem cumplen satisfactoriamente su misión. Los cálculos se realizaron correctamente, sin embargo todos esperábamos la crecida de los ríos para evaluar los impactos. El agua sobrepasó el nivel de los badenes 3.80 mts y es necesario luego de tal crecida, realizar con celeridad el mantenimiento de las obras.
La localidad sufrió algunos daños en sus calles y en los cruces de los ríos San Francisco, Los Corrales y Juan Gómez. El Gobierno estuvo con la gente desde el primer momento con equipamiento a fin de permanecer alertas por las condiciones climáticas desfavorables.
Los murallones realizaron su tarea de contención del fluido y el agua continuó con su cauce natural, sin afectar a la localidad. Sólo los badenes en ambos ríos sufrieron algunos desperfectos ocasionados por los escombros que fueron arrastrados desde las cimas de la sierra.
Debido a esa situación, Vialidad Provincial acudió el sábado pasado con personal y maquinaria para efectuar tareas de limpieza, mantenimiento y retiro de sedimentos. En los lugares señalados se trabajó con una motoniveladora, una pala cargadora, una excavadora y un camión cisterna.
Durante esta semana los trabajadores viales trabajan en la localidad, para terminar de poner en óptimas condiciones tanto las calles como los dos cruces de río.
Los recuerdos que hicieron temer a los vecinos
Las grandes precipitaciones trajeron nuevamente los ingratos recuerdos del año 2015, cuando la localidad fue prácticamente arrasada por el desborde de los ríos San Francisco y Los Corrales, aledaños a la comuna ocasionando inundaciones en Alem y La Majada, dejando incomunicada a la población durante dos días, además de corte de energía eléctrica, daños en la planta potabilizadora y en la red de distribución de agua potable.


Informó: Ministerio de Obras Públicas e Infraestructura.