El Volcán: El Gobierno se hizo cargo de operar la planta potabilizadora pero los vecinos denuncian que el agua sigue saliendo turbia

(La posta, 20-2-17) Según vecinos de esa localidad turística, el líquido elemento que llega a los hogares está lejos de ser incoloro, inodoro e insípido. El Gobierno detalló las tareas que desarrolla San Luis Agua en la plata potablizadora de la cooperativa.
Desde el jueves a la noche, tras la marcha de vecinos peticionando agua potable, el Gobierno de la Provincia, a través de San Luis Agua, se encuentra operando la planta potabilizadora de El Volcán. Tres días después continúan las quejas de los usuarios. 

La foto pertenece a la publicación que Alejandro, un habitante del pueblo, publicó ayer por la tarde en la red social facebook. Según dijo el vecino, así sale el agua por la cañería de agua directa. 

En el transcurso de esta semana, los vecinos  presentarían un amparo en la Justicia.

Así informó el Gobierno que desde el jueves se hizo cargo de operar la planta potabilizadora:


"Desde la noche del jueves y luego de la presencia del Gobierno ante los vecinos que esperaban por agua potable, personal de San Luis Agua está trabajando en dicho proceso, buscando mejorar sustancialmente el servicio de agua segura para el uso humano.

En virtud de la protesta de los vecinos de El Volcán, quienes reclamaban por el estado del servicio de agua potable, San Luis Agua junto a personal técnico, químico y de cuadrilla, se apersonó este jueves en la planta potabilizadora, a los fines de operar en la misma y realizar las tareas pertinentes al adecuado proceso de purificación del agua.
San Luis Agua se encuentra desde esa noche a las 20:30 y trabajó durante toda la noche, continuando hoy y en los días siguientes, con la operación de la planta potabilizadora de la localidad de El Volcán. Es así que junto al intendente del lugar y personal de la sociedad estatal, acudieron a observar y controlar el funcionamiento de la planta.
Luego de tomar la determinación de trabajar y asesorar al personal que opera la planta, los miembros de San Luis Agua mantuvieron las tareas de muestreo, dosificación y control durante toda la noche, continuando de manera ininterrumpida.  San Luis Agua, además, llevó diferentes productos químicos necesarios para aclarar y desinfectar la planta. Rápidamente, el asesor de la sociedad del Estado, Eugenio Pipitone constató que la planta no estaba procesando agua debidamente.
Hacia las 21:30 se prepararon los químicos y reactivos para realizar la dosificación correcta. Además, se agregó una bomba dosificadora nueva de aclarante y se empezó a procesar el vital elemento.
Al momento del ingreso del personal de San Luis Agua a la planta, el agua contaba con 55,5 NTU (unidades nefelométricas de turbidez), lo cual daba cuenta de la alta turbidez del agua. Se procedió a procesar la misma, se puso en marcha la planta potabilizadora y a las 5 se llenó la cisterna. Se pusieron todas las bombas en funcionamiento y se empezó a erogar agua a la red con una calidad de 8,5 NTU y 0,75 miligramos por litro de cloro residual. Esto indicó un positivo avance en el proceso de potabilización del recurso. Sin embargo, dicho rango irá disminuyendo con el paso de las horas, por el hecho de que la planta va depurándose con dicho proceso.
En el día de la fecha, continúan las tareas de muestreo del cloro residual cada una hora, lo que garantiza la inocuidad. Para hoy se prevé el arribo del manto filtrante, ya que la planta potabilizadora no contaba con dicho elemento, que será proveído por la sociedad estatal. Además, se está ingresando arena para dicho manto y se espera que en las próximas horas se coloquen los mantos en los filtros, con lo cual se reducirá sustancialmente la turbidez.
En estos momentos, la planta está erogando agua apta para consumo humano. Sin embargo, se recomienda por unas horas tomar precauciones, ya que las redes de agua deben pasar por un proceso de lavado, el cual lo brinda el flujo del recurso.
Actualmente, la planta se encuentra operando en régimen y se realizará una tarea de purgado con duración de cuatro días, ya que los procedimientos iniciales en la buena operatividad de una planta de este tipo, son objeto de control y verificación constante, a los fines de garantizar agua potable sin residuos ni olor."

Nota relacionada.