Hoteleros y gastronómicos de Merlo se suman a “San Luis en tus Manos”

(31-1-17) Integrantes de la cartera medioambiental viajaron a la villa turística para reunirse con representantes de uno de los sectores considerados como grandes generadores de residuos sólidos urbanos (RSU). De esta forma, más actores sociales se comprometen con la separación de residuos en húmedos y secos.
Con el objetivo de involucrar a la comunidad puntana y generar conciencia ambiental en toda la provincia, funcionarios del Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción viajaron hasta la Villa de Merlo. Allí se reunieron con representantes del sector gastronómico y hotelero de la localidad turística para ponerlos en conocimiento del Plan “San Luis en tus Manos”.

“Les contamos las propuestas que tenemos desde el Ministerio en el marco de nuestro Plan Integral de Gestión de Residuos y ellos se mostraron muy predispuestos a trabajar en pos de mejorar la situación en su localidad”, aseguró la gerenta del Ente Administrador de Plantas de Reciclado y Tratamiento de RSU, Romina Anzulovich.
Uno de los puntos centrales del encuentro fue el funcionamiento del biodigestor que posee la planta El Jote, ubicada en Carpintería. Como los desechos originados en la zona de las Sierras de los Comechingones se destinan a este espacio, la separación de residuos en secos y húmedos se convierte en una herramienta fundamental.
En esta dirección, desde la cartera medioambiental se explicó que si los hoteleros y gastronómicos separan en origen sus desechos, una mayor cantidad de residuos orgánicos podrán alimentar al biodigestor y generar energía limpia para el funcionamiento de la planta.
Finalmente, la funcionaria remarcó la importancia de que este sector se comprometa con la iniciativa ambiental: “Al ser ellos grandes generadores de RSU, es trascendental que se involucren en cómo llevar adelante una buena separación de residuos y en los beneficios que esta trae aparejados para el cuidado de nuestro planeta”.
¿Qué residuos alimentan al biodigestor?
Todos los desechos que se producen cotidianamente al momento de cocinar: residuos de alimentos, cáscaras de frutas, verduras y restos de comida; todo producto que alguna vez tuvo vida es lo que se transforma en residuo orgánico. Además, el biodigestor se alimenta de residuos de jardinería.


Informó: Ministerio de Medio Ambiente, Campo y Producción