Periodista denunció que recibió actos intimidatorios en la puerta de su casa

(La Posta, 15-9-16) María José Corvalan Farias, conductora del programa radial Sin Censura que emite Radio Del Plata San Luis, denunció públicamente que anoche cuatro hombres golpearon la puerta de su casa y a los gritos, identificándose como policías, la buscaban citando su nombre completo. El hecho podría estar relacionado con una entrevista sobre corrupción policial emitida ayer por la tarde. 

"Quiero hacer público que a las 21 hs de hoy (por ayer) un auto se estacionó en mi casa y descendieron cuatro hombres que al grito de policía federal, golpearon fuerte la puerta de mi casa preguntando por mi con nombre y apellido. Quien atendió les informó que no estaba por una ventana y cerró todo. Se fueron. Pude chequear que no fue enviado ni por la policía de la provincia ni por la federal. También pude chequear que no tenemos ni una pizca de miedo", explicó Corvalan Farias en su muro personal.

Durante el transcurso de un reportaje, la periodista posteó en el Facebook del su programa: "Mayra Saavedra: esposa de Juan Villavicencio: "A mi marido un policía le quitó la moto un día y le dijeron q se la iban a dar si llevaba un stereo y $150. Como el no aceptó la coima, entonces la retiró con los papeles y se la juraron. Al tiempo, ni un mes, lo encontraron el la calle con la moto, se la quitaron, y nunca más la vimos. Pero le pusimos denuncia al Oficial Ocampo y Días, así que después de enterarse, los policías, lo inculpan de un crimen que no cometió. Y que es imposible que cometiera porque estaba internado." 

Bajo el post, horas más tarde comentó:  "HAGO RESPONSABLE A LA POLICÍA DE LA CUARTA DE TODO LO QUE ME PASE A MÍ Y A MIS HIJOS. PERO LA POLICÍA CON ALGUNOS ES CÓMPLICE, Y A OTROS NOS PERSIGUE"

Durante el transcurso de hoy, la periodista radicará la correspondiente denuncia penal.

Este medio se solidariza con la colega e insta a las autoridades correspondientes a investigar y dar con los autores de propinar actos intimidatorios y amenazantes a la trabajadora de prensa; hecho que claramente intenta cercenar la libertad de expresión.